• Jueves 31 julio 2014, 03:17 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

EL GRAN ESPECTÁCULO DEL FÚTBOL AMERICANO

La Super Bowl del apagón

Los Ravens de Baltimore se imponen a los 49ers de San Francisco (34-31) en una trepidante final de la NFL

Un fallo eléctrico dejó en penumbra durante más de media hora el estadio

Martes, 5 de febrero del 2013 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
RICARDO MIR DE FRANCIA
WASHINGTON

Cuando pasen los años y se recuerde la 47ª edición de la Super Bowl, la primera imagen que aparecerá en la mente de los aficionados no será el duelo que mantuvieron los hermanos Harbaugh en los banquillos, ni la despedida del linebacker Ray Lewis ni la actuación estelar de Joe Flacco, el quarterback de los Ravens, elegido mejor jugador del partido. Se hablará, en cambio, del apagón que dejó el estadio Superdome Mercedes-Benz de Nueva Orleans en la penumbra durante 35 minutos. El fallo eléctrico estuvo a punto de cambiar el curso de la final de la NFL y puso al descubierto el lamentable estado en que se encuentran las infraestructuras de Estados Unidos.

Beyoncé, en un momento de su actuación en el descanso de la final. AFP / TIMOTHY A CLARY

Mover la secuencia hacia la izquierda Mover la secuencia hacia la derecha
Beyoncé, en un momento de su actuación en el descanso de la final.
Emoción 8 Ed Reed, de los Ravens, celebra el título. Arriba Joe Flacco, mejor jugador de la final, da un pase. Abajo Vernon Davis es placado.
Emoción 8 Ed Reed, de los Ravens, celebra el título. Arriba Joe Flacco, mejor jugador de la final, da un pase. Abajo Vernon Davis es placado.
Emoción 8 Ed Reed, de los Ravens, celebra el título. Arriba Joe Flacco, mejor jugador de la final, da un pase. Abajo Vernon Davis es placado.

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 47 de la sección de Deportes de la edición impresa del día 05 de febrero de 2013 VER ARCHIVO (.PDF)

El estropicio se produjo al principio del tercer cuarto, después de la actuación de Beyoncé en el descanso. La diva del pop enlatado se redimió del controvertido play back que hizo durante la reciente investidura del presidente Barack Obama con un espectáculo babilónico propulsado por cañones de luz y fuego que culminó con la salida al escenario de sus antiguas compañeras en Destiny's Child. En las redes sociales, su concierto fue más comentado incluso que la trama deportiva del encuentro que enfrentó a los Ravens de Baltimore y los 49ers de San Francisco, a un ratio de 268.000 tuits por minuto.

Hasta entonces los Ravens habían dominado el encuentro con autoridad, yéndose al descanso con ventaja de 28-6. Comandados por la efectividad de Flacco, que hizo callar a todos aquellos que se mofaron de él tras autoproclamarse en abril como el mejor quarterback de la Liga, y por la potencia de Jacobey Jones, que se marcó un touchdown con dos fintas de paso de baile y otro de 108 yardas, el equipo de Baltimore navegaba hacia una victoria segura. Pero el apagón lo cambió todo.

Atentado descartado

Mientras los técnicos trataban de arreglar el desaguisado, el FBI descartó que se tratara de un atentado terrorista y los bomberos descartaron la posibilidad de un incendio (las causas todavía se están investigando). Cuando el juego se reanudó, se vio a unos 49ers muy distintos, enchufados y eléctricos, arrastrados por la personalidad del quarterback Colin Kaepernick. La emoción que habían puesto en el inicio los niños del coro de Sandy Hook, la escuela de primaria donde fueron salvajemente tiroteados 20 chavales el pasado diciembre, se trasladó entonces al césped.

Los californianos se metieron en el partido con un parcial de 0-17, pero les faltó acierto en los minutos finales para ponerse por delante y culminar la machada. Al final el trofeo Lombardi voló hasta la costa Este. Para los Ravens fue su segunda Super Bowl, un premio conseguido sin atajos, ya que en los play-off se deshicieron de dos de los grandes de la liga, los Denver Broncos y los New England Patriots.

Récord de audiencia

El espectáculo batió todos los récords de audiencia de la historia de la Super Bowl. La transmisión de la CBS acaparó un rating del 48.1%, tres décimas más que en el récord anterior del 2011. Un caramelo para los anunciantes, que pagaron una media de 3,7 millones de dólares por 30 segundos en el aire.

La publicidad volvió a dejar momentos sorprendentes y divertidos. Desde el beso con lengua de la modelo Bar Rafaeli al empollón del anuncio de GoDaddy, una empresa dedicada a los dominios en internet, a la parranda que se corren los ancianos del anuncio de Taco Bell con la versión en español del We Are Young de Fun como banda sonora. Otros apostaron por fórmulas más clásicas. Fue el caso del anuncio de Jeep, un tributo patriótico a las tropas, que fue junto al de Taco Bell el preferido de la audiencia, según una encuesta del The Wall Street Journal.

Vea el vídeo de esta

noticia con el móvil o

en e-periodico.es

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Deportes

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com