Ir a contenido

SOS Racismo ha presentado una denuncia por discriminación

Polémica en Francia por un anuncio laboral que pedía una persona "no judía"

La oferta de empleo ha sido retirada tras el enfado en las redes sociales

EVA CANTÓN / PARÍS

Captura de la polémica oferta de empleo, que buscaba a un empleado no judío, y que ya ha sido retirada.

Captura de la polémica oferta de empleo, que buscaba a un empleado no judío, y que ya ha sido retirada. / periodico

Una oferta de empleo de la empresa parisina NSL Studio para cubrir un puesto de infografista ha desatado la cólera en las redes sociales y ha llevado a SOS Racismo a presentar una denuncia. La causa del revuelo es que entre las características demandadas al candidato ideal --"una persona seria, motivada", se pedía que fuera "si es posible, no judía".

Esta mención absolutamente discriminatoria llevó a muchos candidatos potenciales al puesto a compartir su estupor en Twitter y Facebook y al final la oferta ha desaparecido del portal de anuncios Graphic Jobs, que ha pedido disculpas en las redes por esta "publicación escandalosa".

"Estamos reduciendo los individuos a una característica religiosa. Si digo que tal persona no puede trabajar en mi empresa porque es judía, son todos los judíos los que se ven afectados, como si no fueran socialmente aceptables", explicaba en la televisión BFM el abogado de SOS Racisme, Alexandre-M Braun.

De hecho, este tipo de anuncio puede tener consecuencias penales porque, según figura en el Código de trabajo francés, una oferta de empleo no puede hacer una referencia directa a "una religión, sexo, orientación sexual, supuesta pertenencia étnica o nacional, opiniones políticas, actividades sindicales o lugar de residencia".

0 Comentarios