Ir a contenido

GENTE CORRIENTE

Carlos Leonardo: «La música metal es como la 'Perla Negra' de Jack Sparrow"

Dirige la primera escuela de música dedicada a la enseñanza y divulgación del heavy metal.

Gemma Tramullas

zentauroepp40594370 carlos leonardo contra contraportada171024182348

ALVARO MONGE

El heavy metal y sus subgéneros más extremos son uno de los estilos de música más populares, y sin embargo hasta ahora no existía donde estudiarlos. Carlos Leonardo y María Tormo dirigen la Metal Academy (www.metalacademyofmusic.com), un centro situado en el barrio de Sants de Barcelona que aspira a ser el foco mundial del metal.

–¡Ay si iniciáramos a los adolescentes en la música con guitarras tralleras en lugar de la sempiterna flauta dulce!
–El metal es una manera de entrar en la música con más energía. Me encantan su brutalidad y su potencia. Esta música ha sido un antiestrés toda mi vida, me ha servido de desahogo. De todos los guetos que  conozco, los metaleros son los más pacíficos y felices.

–El metal no suele asociarse a la academia.
–Está un poco estigmatizado. Se ve como algo underground, seguramente por la imagen de los chicos con tatuajes y pelo largo. Pero dentro del metal hay muy buenos músicos.

–¿Cómo definiría este estilo?
–¡Uf! El metal es libertad, para mí es como la Perla Negra de Jack Sparrow.

–¿Y por qué encerrar un estilo tan libre entre las paredes de una escuela?
–Se trata de dignificarlo y darle visibilidad. En su momento la música clásica se formalizó con unos estudios reglados, luego fue el turno de la música moderna y ahora le toca al metal, que está en este mundo desde los años 70. Ya es hora de que se formalice.

–Las partituras serán endemoniadas...
–A veces parece una competición de velocidad, pero Bach también tenía lo suyo. De hecho, el subgénero del power metal es música clásica con doble pedal y las escalas son casi todas neoclásicas.

–¿Cómo se inició usted en este estilo?
–Yo nací en Chile y a los 8 años fui a vivir a Italia. Al volver a Chile con 13 años me encontré a mis amigos tocando Metallica en el garaje de su casa. Flipé. Me pusieron un bajo en las manos y empecé a tocar. No paraba hasta que me sangraban los dedos.

–¿Es metafórico o literal?
–Literal. Empecé escuchando Metallica, Megadeth y Sepultura, luego me pasé a grupos más extremos y empecé a pulir mi técnica. Se trata de ir afinando el oído y tolerando más cosas. Aunque te silben los oídos, cada vez quieres más.

–En el 2005 se instaló en Barcelona.
–Formamos un grupo y empezamos a tocar en sitios muy underground. Después me fichó Aggression, que es un grupo de trash metal, y con ellos giré por España y Portugal. Toqué con el guitarrista Timo Tolkki y he grabado un disco con Steve Di Giorgio, que es el dios del bajo para mí. Ahora toco en Tales of Gaia, Human Carnage y SMRT.

–¿Cómo se le ocurrió abrir una escuela?
–Yo quería estudiar música, pero no existía una academia de metal, así que pensé que habría que hacerla. Estuve años dándole vueltas a la idea de un centro que no fuera solo escuela, sino un espacio de encuentro para todos los metaleros del mundo, donde se hiciera promoción y divulgación de esta música. Fue mi mujer, María Tormo, quien logró hacer realidad esta idea. 

–¿La Metal Academy es un centro único?
–Ni en Europa, ni en Estados Unidos existe un centro musical que, aparte de la enseñanza del metal, tenga estudio de grabación y ofrezca masterclasses, clinics, firmas de discos... Más adelante queremos crear un sello discográfico y estamos en proceso de poder ofrecer una titulación reglada.

–¿Qué título obtendrían los alumnos?
–Por ejemplo,el de titulado en música moderna con mención en brutal death metal. Creo que tenemos el único profesor del mundo con un contrato que pone «profesor de canto gutural». La normalización de la música metal es esto. 

0 Comentarios
cargando