Ir a contenido

Patrocina:

BARCELONA GAMES WORLD

Barcelona se asienta como motor de la industria del videojuego

Con 120 empresas, Catalunya concentra el 40% del total de la facturación del sector en España

Dos nuevos estudios internacionales, Riot Games y Scopely, se instalan en la ciudad catalana

Josep M. Berengueras

Jóvenes jugando en la Barcelona Games World.

Jóvenes jugando en la Barcelona Games World. / JOAN CORTADELLAS

La industria catalana del videojuego vive un momento dulce. Cada vez más desarrolladores independientes lanzan sus títulos en diversas plataformas de publicación, mientras que grandes firmas del sector siguen desembarcando en Barcelona. La ciudad se ha convertido en polo de atracción de la industria, donde además crece la oferta formativa y, al mismo tiempo, el público respalda el sector, como lo demuestra el éxito de la feria Barcelona Games World. La Generalitat lo sabe, y ha puesto el foco en esta industria de futuro.

La feria de videojuegos, organizada por la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) y Fira de Barcelona,  se celebra hasta este domingo con la previsión de superar los 121.000 visitantes de la primera edición. La industria se ha volcado con esta edición, con el 35% más de expositores, el 17% más de espacio (60.000 metros cuadrados), el 50% más de consolas para jugar (1.500) y hasta 130 títulos jugables, 23 de ellos novedades de la campaña de Navidad.

En la feria se respira una mezcla grandes- pequeños estudios que es también un reflejo de la industria catalana: un mix entre grandes ‘players’ y decenas de pequeños estudios. La Generalitat, por ejemplo, facilita la presencia a 29 estudios catalanes en un estand a través del Institut Català d’Empreses Culturals (ICEC). «Queremos trabajar para que el sector de los videojuegos sea lo más importante posible. Actuamos en todos los puntos del ecosistema: desde las universidades, para que la formación sea lo más adecuada posible, hasta ayudar a los emprendedores a presentar sus proyectos a inversores, que es lo que hacemos en la feria», explica Marisol López, director del área de cultura digital del ICEC.

Estand de empresas catalanas en la Barcelona Games World. / DANNY CAMINAL

En Catalunya hay alrededor de 120 empresas del sector del videojuego, que representan un 25% del total de España (segunda comunidad tras Madrid –26,2% de las firmas–), según datos del Libro Blanco de la Industria Catalana del Videojuego 2016, elaborado por la Elaborado por DEV (Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento). Sin embargo, en Catalunya hay empresas muy importantes a nivel de ventas (el 44% factura más de 2 millones de euros), lo que elevó las ventas del sector a 217 millones de euros en el 2015, el 40% del total de España. Pese a ello, hay un gran gap entre grandes y pequeñas: el 66% tiene menos de 10 empleados, y el 25% directamente no factura. En total, dan empleo a casi 1.700 profesionales de forma directa.

Es, pues, una industria de contrastes. A un lado, hay decenas de pequeñas empresas que prueban suerte en el sector, sobre todo en el sector móvil. Pero también hay firmas que tratan de encontrar un hueco en las consolas más tradicionales: en la feria, por ejemplo, presentan proyectos algunas empresas catalanas dentro del paraguas de PS Talents: un programa global de Sony Playstation que abarca desde las escuelas a los estudios consolidados y que busca «ayudar a los desarrolladores a llevar sus ideas a  cabo», explica Roberto Yuste, responsable de desarrollo de Sony. Entre las iniciativas, están hubs de desarrollo que han instalado por toda España. «Estamos trabajando para poder montar uno en Barcelona», anuncia Yuste.

Al otro lado, en Barcelona se encuentran una decena de medianas y grandes firmas de reconocimiento mundial. Por un lado, las creadas en Barcelona: Novarama (Invizimals), Digital Legends (Kroll, The Afterpulse) o Social Point (Dragon City, adquirida por Take Two por 230 millones) son algunos ejemplos. Por el otro, grandes firmas que han ubicado en Catalunya estudios: Ubisoft (Assassin’s Creed), King (Candy Crush), Zeptolab (Cute the rope)...

En este último grupo, recientemente, dos empresas han anunciado su desembarco en Barcelona. Son Riot Games, responsable del juego de eSports más jugado del mundo, League of Legends, y Scopely (The Walking Dead: Road to Survival), que esta misma semana anunció la apertura en Barcelona de su primer estudio fuera de EEUU.

Javier Ferreira, presidente de Scopely.  / DANNY CAMINAL

«Empezamos con 10 personas, con la intención de que en el 2018 tengamos ya unas 40-50 personas trabajando en el primer título», explica Javier Ferreira, presidente de la compañía. Han elegido Barcelona porque «en la ciudad hay muchos profesionales preparados y porque es más sencillo atraer talento de otros países a Barcelona que a otras localidades europeas».

El sector del videojuego catalán  sigue creciendo. Se prevé un incremento de la facturación de la industria local del 30% anual, hasta 628 millones en el 2019.

0 Comentarios
cargando