Ir a contenido

CUENTA ATRÁS PARA LA FIESTA MAYOR DE BARCELONA

Colau encarga el cartel de la Mercè a Mariscal en el 25º aniversario de los Juegos

La pregonera será la filósofa y ensayista Marina Garcés, muy crítica con la marca Barcelona que Cobi representa

La ciudad vuelve a apostar por una programación descentralizada, con nuevos escenarios en Nou Barris y Sant Martí

HELENA LÓPEZ / BARCELONA

Jaume Collboni, Javier Mariscal y Ada Colau, frente al olímpico cartel de la Mercè 2017. / DANNY CAMINAL / EUROPAPRESS TV

La ‘Merche’, como la ha bautizado el teniente de alcalde de Cultura, Jaume Collboni, es una suerte de Cobi con una melena fucsia, una estatua de Colón tatuada en el brazo, un crucero en el escote y un teléfono móvil en la mano. “Por su cara, podría ser una chica de Nou Barris”, ha apuntado el edil socialista durante la presentación del cartel de la fiesta mayor de Barcelona, firmado por el diseñador Javier Mariscal en el 25º aniversario de los Juegos Olímpicos. Es la primera vez que la Mercè repite ilustrador. El padre de Cobi ya firmó el cartel en 1987, bastante antes de dar vida al símbolo olímpico.

Abrirá la Mercè de este año, que se celebrará entre el viernes, 22, y el lunes 25 de septiembre, el pregón de la filósofa crítica Marina Garcés. Después de dos hombres –recién cogida la vara de alcaldesa apostó por Andreu Buenafuente, y el año pasado por Javier Pérez Andújar-, Ada Colau ha confiado en esta ocasión por la reconocida pensadora barcelonesa, quien coincidió en la facultad de Filosofía con la alcaldesa.

CONTRA LA MARCA BARCELONA

La ensayista Marina Garcés -autora de libros como 'Fora de classe, Textos de filosofia de guerrilla' (Arcàdia)'- ha dado pistas sobre hacia donde irá su pregón. Ha hablado del "combate" de la ciudad para no convertirse en un territorio "expropiable y expropiado". "Reivindico una ciudad nuestra, hecha con todo aquello que no puede ser registrado dentro de la marca Barcelona", ha apuntado Garcés a pocos metros de la revisión de Cobi, símbolo indiscutible de la marca Barcelona.

Javier Mariscal, sin darse por aludido (o sí),  ha reivindicado su trabajo. "Esto ya no es como antes, que se decía '¿Señor Tàpies, tiene algo para la Mercè?', y él decía 'Sí, mire, esta Cruz...'. Este cartel está pensado en la imagen de Barcelona. Representa la Barcelona de los barrios, con su collar que representa la importancia del reciclaje y unas gafas de sol que son placas solares que miran hacia el futuro", ha señalado el artista.  

UN VOLCÁN Y UN GLACIAR

La ciudad invitada este año es la capital islandesa, Reikiavik. "Ciudad con la que tenemos muchas cosas en común, como la rebelión de su ciudadanía ante la estafa bancaria o la búsqueda de soluciones o la gestión de los alojamientos turísticos", ha señalado la alcaldesa en la presentación. Mientras Colau citaba la "estafa bancaria" en mirador más noble del ayuntamiento, abajo, en la plaza de Sant Jaume, sus excompañeros de la PAH hacían balance de sus dos años de mandato y criticaban, precisamente, su falta de mano dura con los bancos.

En su honor, el parque de la Ciutadella acogerá un volcán gigantesco, enmarcado en la fuente de la cascada, y el alcalde de la ciudad islandesa ha adelantado que se plantean traer un bloque de hielo de uno de sus glaciales e instalarlo en una de las plazas de la ciudad, como muestra de la lucha conjunta contra el calentamiento del planeta. El alcalde de Reikiavik ha dado también mucha importancia a la música de su país. "Traeremos a grupos que seguramente ahora no conoceréis, pero esperad cinco años", ha destacado.

Tras el éxito del 2016 con la programación en el parque de la Trinitat, este año la ciudad ha vuelto a apostar por la descentralización, programando en otros dos espacios alejados del centro: en la plaza Major de Nou Barris y en el parque de Sant Martí.

0 Comentarios