Vídeo

La burla de una televisión qatarí tras la eliminación de Alemania en el Mundial de fútbol

Los colaboradores del espacio se taparon la boca con una mano mientras decían adiós con la otra

La burla de una televisión qatarí tras la eliminación de Alemania en el Mundial de fútbol

AFP/Anne-Christine POUJOULAT

2
Se lee en minutos
Redacción Yotele

Las polémicas alrededor de la organización del Mundial de Qatar 2022 siguen creciendo. Después de la clasificación de infarto de España en octavos de final tras su derrota ante Japón, una televisión qatarí se burló de Alemania tras su eliminación por el gesto de protesta que hicieron sus jugadores por la falta de derechos humanos en el país árabe.

Para ser más concretos, el presentador y colaboradores del espacio deportivo se pusieron de acuerdo para imitar dicho gesto del combinado alemán, tapándose la boca con una mano y realizando el gesto de despedida con la otra en una ilusión directa al equipo entrenado por Hansi Flick.

De este modo, el país árabe suma una nueva controversia a una lista bastante larga. Días antes del inicio del Mundial, personal de seguridad del evento deportivo amenazó a un equipo de la televisión danesa TV2 después de interrumpiese y censurasen el directo que estaba realizando en una calle de Doha, la capital del país árabe.

Concretamente, el reportero Rasmus Tantholdt hablaba en directo al presentador del informativo de esta cadena, poseedora de los derechos de emisión del Mundial en Dinamarca, cuando tres hombres llegaron por detrás de él en un carrito eléctrico. Tras bajarse del vehículo, intentaron cortar la conexión tapando el objetivo de la cámara con sus manos.

Posteriormente, Dominique Metzger, reportera de la cadena argentina TN, fue robada mientras realizaba un directo para informar de la última hora de la previa de la jornada inaugural del torneo.

Noticias relacionadas

"No me di cuenta cuándo me estaban robando. Estábamos bailando con unas personas y quizás fue ahí. Lo que pasa es que la gente local nos ve por aquí, nos ven diferentes y se quieren aprovechar de nosotros. Quise sacar la billetera para comprarme un agua y ahí me di cuenta de que faltaba", comentó la periodista.

Lo más impactante tuvo lugar en la comisaría cuando Metzger fue a denunciar el robo: "Allí ya comenzaron las diferencias culturales. La mujer policía me dijo: ‘Tenemos cámaras de alta tecnología en todos lados (15.000 cámaras con reconocimiento facial en los estadios) y lo vamos a ubicar (al ladrón) con detección de rostro. ¿Qué quieres que haga el sistema de justicia cuando lo encontremos?'".