Tenso momento

María Patiño se va del plató de 'Socialité' por una broma del programa sobre su "novio"

La presentadora se quitó el micrófono y abandonó el set del espacio durante varios minutos

María Patiño se va del plató de 'Socialité' por una broma del programa sobre su "novio"
2
Se lee en minutos
Redacción Yotele

El equipo de 'Socialité' puso este domingo a María Patiño en una encrucijada. La presentadora se enfrentó a un complicado momento cuando una de las redactoras le advirtió de que una de las noticias que iban a abordar le afectaba de manera directa. "Tenemos unas imágenes que no te van a gustar absolutamente nada. Hemos pillado a tu novio con otra mujer en una actitud muy cariñosa", comenzó explicando su compañera.

La presentadora no daba crédito a lo que estaba escuchando, pero para no sacar conclusiones precipitadas, intentó mantener la compostura: "¿Me estás hablando absolutamente en serio?". Tras escuchar una respuesta afirmativa, Patiño empezó a perder la calma: "¿Y a mí por qué nadie me ha comunicado nada?". 

"Es una decisión de dirección", afirmó la redactora del programa, que se llevó un corte por parte de la conductora: "La verdad es que tu compañerismo es maravilloso. También podrías haberte saltado a la dirección y decirme que esto iba a ocurrir en directo". En ese mismo instante, se quitó el micrófono y abandonó el plató: "¿Sabéis lo que os digo? Que vas a presentar el programa tú y David, el director"

Minutos después, a la vuelta de una publicidad y tras mantener una conversación con el subdirector de 'Socialité',, la también colaboradora de 'Sálvame' regresó a su puesto de trabajo. "Yo estoy súper relajada, lo único que ya sé con qué tipo de personas trabajo. No tengo que huir de nada y creo que le debo un respeto a las personas que nos ven", afirmó. 

Noticias relacionadas

Finalmente se desveló que todo se trataba de una broma, ya que las imágenes correspondían al "novio imaginario" de Patiño: Bradley Cooper. Después de ver un vídeo del actor internacional junto a la modelo Irina Shayk, optó por zanjar el tema siguiendo el juego pero sin esbozar ni una sonrisa: "No sé qué pretendíais, pero esas fotos indican que hay dos ex bien avenidos que tienen una familia en común. Por lo tanto mi novio sigue siendo mi novio y esa relación no la va a corromper nadie, ni siquiera tú".