07 ago 2020

Ir a contenido

DESPUÉS REGRESA

Alejandra Rubio abandona llorando 'El debate de las tentaciones' tras una discusión con Kiko Matamoros

La hija de Terelu Campos mostró su enfado porque el colaborador no le había dejado hablar en toda la noche

Redacción Yotele

Alejandra Rubio abandona llorando 'El debate de las tentaciones' tras una discusión con Kiko Matamoros

'La isla de las tentaciones' ha dado mucho de qué hablar durante sus dos entregas de esta semana. Y como era de esperar, los colaboradores del debate estaban ansiosos este viernes por comentar los últimos acontecimientos. Sin embargo, no todos pudieron participar tanto como les hubiera gustado. Es el caso de Alejandra Rubio, que vivió su peor noche en el plató del programa que presenta Sandra Barneda

La hija de Terelu Campos no dudó en mostrar su enfado con Kiko Matamoros, que según ella, no le había dejado hablar en ningún momento. "Llevo toda la noche intentando hablar. No se calla, se lo digo y sigue pisándome. No puedo hablar, porque lo que no voy a hacer es hablar por encima de él", se quejó Alejandra. "Dramitas personales no, y guerritas personales menos", respondió por su parte el aludido. 

"Te he dicho antes que me dejaras hablar", insistió la colaboradora, que acto seguido recibió un dardo por parte de su compañero de programa: "Lo siento mucho. Lo siento en el alma hija, aprende". "Aprender a tu lado es complicado", aseguró la joven. Precisamente, la primera aparición de Alejandra en 'El debate de las tentaciones' llegó acompañada de polémica por sus escasas intervenciones, algo que poco a poco ha intentado mejorar. 

Alejandra, dolida por el comportamiento de Matamoros, rompió a llorar minutos después para sorpresa de Sandra Barneda, que se acercó al sofá para averiguar lo que estaba pasando. "Déjame, no me hagas esto por favor", susurró la tertuliana entre lágrimas mientras intentaba que las cámaras no la captaran en ese estado. "Tranquila que no te lo hago. Cuando alguien se pone a llorar me sabe mal", se limitó a decir la presentadora. 

Para recomponerse, Alejandra abandonó durante unos instantes el plató pero regresó más adelante. "Quiero pedir disculpas por haberme puesto así. Me duele porque me conoce desde pequeña, sabe que esto me está costando mucho y que encima me esté poniendo trabas... no me gusta", lamentó la nieta de María Teresa Campos.