Consejos

Laurel bajo de la almohada: ¿por qué se hace?

La razón por la que la gente añade una hoja de laurel a la lavadora para lavar la ropa

Poner una hoja de laurel en la billetera: ¿por qué lo hace la gente?

Poner una hojas de laurel en el baño: la solución que cada vez hace más gente (y con razón)

Dejar laurel debajo de la almohada beneficia nuestro organismo

M. R.

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El laurel se ha utilizado durante milenios como especia en la cocina y como remedio natural para muchas enfermedades. Originario del Mediterráneo, el laurel es una planta perenne de hojas brillantes y ovaladas que desprende un olor característico. Hay muchas variedades de laurel, pero todas tienen numerosos beneficios para la salud.

Uno de los beneficios más conocidos del laurel es su efecto digestivo. De hecho, las hojas de laurel contienen una serie de compuestos volátiles que ayudan a estimular las secreciones gástricas, mejorando la digestión y evitando la hinchazón y las flatulencias. Además, el laurel contiene sustancias que pueden ayudar a reducir la inflamación intestinal, previniendo problemas como el síndrome del intestino irritable. Pero el laurel no es sólo un remedio para los problemas estomacales.

Poner una hojas de laurel en el baño: la solución que cada vez hace más gente (y con razón) A.D.

EPC

La planta es también un potente antioxidante, gracias a la presencia de flavonoides y otras sustancias beneficiosas. Los antioxidantes ayudan a proteger las células de nuestro cuerpo de los daños causados por los radicales libres, que pueden provocar un envejecimiento prematuro y una serie de enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

Han demostrado su eficacia como remedio natural contra la tos, la bronquitis y otros problemas respiratorios. La planta contiene una serie de compuestos con propiedades expectorantes y antiinflamatorias, que ayudan a despejar las vías respiratorias y a reducir síntomas como la congestión y la fatiga. Pero los usos del laurel no acaban ahí. La planta es también un antiinflamatorio natural, que puede ayudar a reducir el dolor y la rigidez muscular. De hecho, el laurel se ha utilizado en algunas culturas como remedio para la artritis y otras afecciones musculoesqueléticas.

Además, el laurel se ha utilizado tradicionalmente para mejorar la salud de la piel y el cabello. La planta contiene una serie de sustancias beneficiosas, como ácidos grasos y vitaminas, que pueden ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y la caída del cabello. Además, el laurel puede utilizarse como remedio contra la sequedad y el picor del cuero cabelludo.

Cómo obtener el máximo beneficio de esta planta

Para obtener los máximos beneficios del laurel, puede utilizar la planta de varias maneras. En la cocina, el laurel se utiliza como especia para aromatizar salsas, guisos, sopas y otros platos. Para los resfriados y la tos, se puede preparar una decocción haciendo una infusión con las hojas de laurel, colocándolas en agua hirviendo durante unos minutos, luego colando y bebiendo el líquido caliente.

En caso de dolor articular o muscular, el aceite esencial de laurel puede utilizarse para masajear la zona afectada. De esta forma, las propiedades antiinflamatorias de la planta actuarán directamente sobre la zona dolorida. En general, el laurel es una planta muy versátil con múltiples beneficios para la salud humana. Aunque muchos la han utilizado durante siglos en diversas culturas, la ciencia moderna sólo está empezando a comprender las propiedades beneficiosas del laurel.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el laurel puede interactuar con algunos medicamentos y no se recomienda a las mujeres embarazadas. Antes de utilizar el laurel como remedio natural, siempre es conveniente consultar al médico.

Aunque parezca una locura, dejar el laurel debajo de la almohada beneficia nuestro organismo . No hablamos de dormir con él, sino de mantenerlo ahí durante las horas que no estemos acostados. Cuando llegue la hora de conciliar el sueño, simplemente retíralo y descansa con comodidad.