Metabolismo femenino

¿Por qué las mujeres sufren más el frío que los hombres? Esta es la explicación científica

Un estudio de Boris Kingma, biofísico de la Universidad de Maastricht (Holanda), apunta los principales motivos de la diferencia térmica

Los motivos que explican por qué tienes las manos frías

¿Alergia al frío? Estos son los síntomas, tratamientos y cómo evitarla

Las mujeres suelen tener más frío que los hombres por un tema de metabolismo y hormonas.

Las mujeres suelen tener más frío que los hombres por un tema de metabolismo y hormonas. / Pixabay

Carla Torres

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

¿Nunca te has preguntado por qué en un mismo lugar, con la misma temperatura, las mujeres suelen tener más frío que los hombres? Ocurre en escuelas, en oficinas y en redacciones, pero pocos saben el motivo.

Existe un razonamiento científico para la diferencia de sensación térmica. Esto se debe a una serie de factores físicos y hormonales que influyen en la capacidad del cuerpo para generar y conservar calor.

Lo explica Boris Kingma, biofísico de la Universidad de Maastricht (Holanda) y coautor del estudio 'Consumo energético en edificios y demanda térmica femenina', publicado en la revista 'Natural Climate Change'.

"El metabolismo de las mujeres es, por lo general, más lento que el de los hombres, y esto quiere decir que requieren un ambiente levemente más cálido para perder menos calor y mantener una temperatura corporal estable", comenta Kingma a la BBC.

Según la investigación, estos son los tres factores principales que explican por qué las mujeres suelen tener más frío que los hombres:

Más grasa corporal

La diferencia se debe mayormente a que las mujeres suelen ser más pequeñas y tienen más grasa corporal, que supone un ritmo metabólico más lento que el del tejido muscular. La grasa es un buen aislante, pero también puede impedir que el calor se transmita a la piel. Esto puede hacer que las mujeres se sientan <strong>más frías en las extremidades</strong>, como las manos y los pies.

El papel de las hormonas

Las hormonas también pueden influir en la temperatura corporal. Los estrógenos, las hormonas sexuales femeninas, pueden hacer que las mujeres sientan más frío. Esto se debe a que pueden reducir la producción de calor por parte de los músculos y hacer que la sangre se acumule en el centro del cuerpo, lejos de las extremidades.

Otros factores

Sin embargo, existen otros razonamientos más simples que aumentan esta diferencia, como el hecho de que las mujeres vistan con tejidos más frescos que los hombres, quienes muchas veces deben acudir a sus trabajos con traje, incluso en verano.