Consejo

Untar vinagre en el pie: adiós a las callosidades y a las durezas por los zapatos

Deshacerse de las callosidades y los callos puede ser difícil, pero aquí hay algunos remedios naturales para ayudar

Untar vinagre en el pie: adiós a las callosidades y a las durezas por los zapatos

Untar vinagre en el pie: adiós a las callosidades y a las durezas por los zapatos

Manuel Riu

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Un zapato demasiado gastado, un zapato inadecuado, la presión y la fricción ejercidas sobre la piel, la forma de caminar... Todas estas son causas frecuentes de callosidades y durezas. De hecho, las callosidades y los callos son reacciones protectoras de la piel tras una presión repetida sobre el mismo punto. Provocan un engrosamiento de la epidermis y el desarrollo de capas de piel gruesas y endurecidas.

Las callosidades suelen formarse en las plantas de los dedos y los pies, mientras que los callos se encuentran en los talones, las plantas y los dedos. Deshacerse de las callosidades y los callos puede ser difícil, pero aquí hay algunos remedios naturales para ayudar.

Meter los pies en vinagre: el increíble resultado que cada día copia más gente

VÍDEO: A.D. / LNE

¿Cómo puedo eliminar las callosidades y los callos con remedios naturales?

Existen muchos productos medicinales para eliminar las durezas y los callos, pero muy pocos son eficaces. Es más, no es raro que estos productos causen otros problemas. Sin embargo, algunos productos de uso doméstico son buenos para eliminar callosidades y durezas.

Manzanilla

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar. Solo tienes que preparar tu infusión de manzanilla, dejarla enfriar, verterla en un recipiente grande y meter los pies durante 15 o 20 minutos.

Bicarbonato sódico

Haz una pasta espesa con un poco de agua y 3 cucharadas de bicarbonato sódico. Aplica suavemente la pasta sobre callosidades y durezas, y ponte una venda médica. Deja actuar la pasta durante unas horas antes de retirar la venda y enjuagar los pies con agua tibia. La piel quedará suave. Esta es una buena forma de eliminar callosidades y durezas.

Limón

Este cítrico contiene ácidos naturales capaces de limpiar y suavizar la piel. Corta un limón por la mitad, frota sobre las zonas afectadas, deja actuar unos 15 minutos y aclara los pies con agua tibia.

Aspirina y limón

Mezcla zumo de limón y 4 ó 5 comprimidos de aspirina en un cuenco. Aplica esta pasta en las zonas afectadas y espera 20 minutos antes de enjuagar los pies. A continuación, utiliza una piedra pómez para frotarlos suavemente.

Aceite de coco

El aceite de coco es un hidratante natural capaz de suavizar la piel engrosada. Aplícate aceite de coco en los pies y masajea suavemente de 3 a 5 minutos. A continuación, deja que el aceite actúe durante menos de 60 minutos antes de enjuagar los pies.

Vinagre de manzana

Puede que no lo sepas, pero el vinagre de sidra de manzana contiene un ácido que puede suavizar las zonas engrosadas de los pies. Mezcla partes iguales de agua tibia y vinagre de manzana en un recipiente. Sumerge los pies en la mezcla y déjala actuar de 15 a 20 minutos.