Peligroso

Por qué no conviene dejar los platos en el fregadero mucho tiempo (ni siquiera, en remojo)

El truco viral para lavar los platos que usan en Nueva Zelanda (y es muy ecológico)

El truco para quitar la grasa incrustada en las parrillas del horno

Platos sucios en un fregadero pueden causar contaminación

Platos sucios en un fregadero pueden causar contaminación / PIXABAY

Carla Torres

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El fregadero suele convertirse en el lugar de descanso temporal de los platos sucios después de una comida. A menudo, la tentación de dejar los utensilios empapados en agua antes de lavarlos puede resultar tentadora, pero ¿realmente es una práctica higiénica y segura para nuestra salud?

Según Barba Mulla, experta en la manipulación segura de alimentos y profesora de Psicología en la Universidad de Curtin (Australia), remojar los platos en realidad los ensucia más y puede ser más peligroso.

Mulla ha basado su tesis doctoral en descubrir el motivo por el cual la gente no aplica procedimientos seguros de manipulación de alimentos en sus cocinas, como lavar los platos rápidamente. En una entrevista a la Australian Broadcasting Corporation, explica los motivos de esta peligrosa costumbre:

Peligros microbiológicos

Aunque el remojo puede parecer una solución para aflojar los restos de comida pegados, también crea un entorno ideal para la proliferación de bacterias. El agua estancada y tibia proporciona un caldo de cultivo perfecto para microorganismos como la salmonella, 'E. coli' y otros patógenos nocivos que pueden reproducirse rápidamente en los restos de alimentos.

Aumento del riesgo de contaminación

Al dejar los platos en remojo durante mucho tiempo, existe un mayor riesgo de contaminar otros utensilios de cocina y superficies cercanas. Las bacterias presentes en el agua pueden transferirse fácilmente a otros elementos, aumentando el potencial de enfermedades transmitidas por alimentos si no se toman las precauciones adecuadas.

Dificultad para la limpieza

Contrario a la creencia popular, el remojo prolongado no facilita necesariamente la limpieza de los platos. De hecho, puede hacer que sea más complicado eliminar los restos de comida y grasa, lo que requiere un mayor esfuerzo y tiempo para lavar adecuadamente los utensilios.

Recomendaciones de expertos

Para mantener una cocina limpia y segura, se recomienda lavar los platos inmediatamente después de su uso. Utilizar agua caliente y jabón, combinado con un buen cepillado, es la forma más efectiva de eliminar los residuos de comida y prevenir la proliferación bacteriana.

Además, se aconseja secar bien los utensilios después de lavarlos para evitar la humedad, que favorece el crecimiento de microorganismos. La profesora de la Universidad de Curtin también apunta que una solución provisional podría ser dejar los platos dentro del lavavajillas.