Máxima de 39,2º en Seròs

Catalunya roza los 40ºC en el primer episodio de calor

  • A falta de una semana para entrar oficialmente en el verano, las temperaturas continuarán muy altas este martes

Un bañista en una ducha de la Barceloneta

Un bañista en una ducha de la Barceloneta / Ferran Nadeu

3
Se lee en minutos
El Periódico

Catalunya ha activado este lunes el aviso amarillo por altas temperaturas, que se preveían de entre 36 y 38 grados en toda la comunidad, aunque han acabado rozando los 40ºC, cuando aún falta una semana para entrar oficialmente en el verano.

La mañana del lunes ha comenzado en Catalunya con temperaturas ligeramente más altas que las del domingo, el día más caluroso del año en numerosas localidades. Algunos observatorios han registrado en Barcelona 28 grados a las 8 de la mañana.

Y ha medida que ha transcurrido el día, el mercurio de los termómetros ha ido aumentando en Catalunya hasta situarse cerca de los 40ºC, con una máxima de 39,2ºC en la localidad leridana de Seròs (Segrià) a las 16.30 horas y por encima de los 38ºC en muchos puntos de las provincias de Lleida y Tarragona.

Artés (Bages) es la localidad barcelonense que ha registrado la temperatura más alta, con 38,3º. Y Vinebre (Ribera d'Ebre) con 38,1º, ha dado la máxima de la provincia de Tarragona. Girona es la provincia con las máximas más fresquitas y su capital ha marcado 36,3º, siendo la única localidad que ha entrado en la lista de las 10 localidades catalanas con mayores temperaturas de este lunes.

La primera ola de calor de este año está registrando temperaturas inusualmente altas para esta época del año después de varios días superando los 37ºC en muchos puntos de Catalunya y con mínimas por encima de los 23ºC en el litoral, con noches que los meteorólogos denominan "tropicales". En términos meteorológicos se considera "noche tropical" cuando la mínima no baja de 20ºC y "noche tórrida" cuando la temperatura mínima supera los 25ºC.

Las predicciones indican que esta ola de calor, que comenzó el viernes, podría empezar a aflojar a partir del miércoles y aún mañana se mantendrán temperaturas de plena canícula.

Según ha informado el Servei Meteorològic de Catalunya, en la madrugada de este domingo la estación meteorológica de Barcelona-Can Bruixa midió 25,4ºC de mínima, en la que ha sido la noche tórrida más temprana de la serie climática de los últimos 35 años, superando la del 14 de junio de 2003.

Las temperaturas continuarán muy altas este martes. A partir de este día, el calor bajará y crecerá la inestabilidad en todas las comarcas.

El resto de comunidades

Otras ocho comunidades autónomas (Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia, Navarra, País Vasco y La Rioja) han estado este lunes en alerta amarilla (riesgo) por tormentas y calor intenso, que han rozado también los 40 grados en el noreste de la Península. Aragón tiene aviso amarillo por temperaturas máximas de entre 37 y 38 grados en toda la comunidad y mínimas de 19 a 22 grados en la ribera del Ebro en Zaragoza, donde también hay riesgo de tormenta con granizo y rachas fuertes de viento.

En Asturias la alerta amarilla es por tormentas con granizo y rachas muy fuertes de viento, lo mismo que en Cantabria, en la cordillera cantábrica en Castilla y León, y en Galicia, donde el aviso afecta a las provincias de Lugo, Orense y Pontevedra.

Noticias relacionadas

Por su parte, Navarra, País Vasco y La Rioja tienen activada la alerta amarilla por tormentas con posibilidad de que vayan acompañadas de granizo y rachas muy fuertes de viento.

La Aemet avisa de que con la alerta amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.