Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Los Alcántara se unen, pero es comedia y Herminia muere triste

La abuela Herminia (María Galiana)

La abuela Herminia (María Galiana) / TVE1

Ferran Monegal

Ferran Monegal

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Tiene mérito que una serie de televisión dure 23 años seguidos. En este sentido ‘Cuéntame cómo pasó’ (TVE1) ha sio un valeroso ejemplo de supervivencia televisiva. Más de dos décadas nos ha acompañado esta familia, fundiendose en ella momentos cruciales de la Historia de España con las peripecias personales entre ellos mismos.

Lo mejor, desde mi punto de vista, han sido los actores, las actrices. Brillante trabajo creando unos personajes que buscaban dibujar cómo nos ha ido cambiando la vida a los habitantes de este país. La historia arrancó con el triunfo de Massiel en Eurovisión, en 1968, y ha acabado con el atentado a las Torres Gemelas de N.Y. en 2001. Hemos visto pasar esta familia por el final del franquismo, la Transición de Adolfo Suárez, el triunfo y posterior descalabro de Felipe González, y se han detenido ahí porque retratar los años de Aznar no convenía. Han preferido parar y terminar antes que explicar ‘el trío de las Azores’ o aquello de ‘las armas de destrucción masiva’. Los guiones han sido una orfebrería de sensibilidad. En ocasiones también de lacrimógena sensiblería. A veces parecían aquella ‘troupe’ del TBO llamada ‘La familia Ulises’. Pero han cuajado mucho en la audiencia, un mérito indiscutible que en gran medida se debe a la abuela Herminia (María Galiana). Ella ha sido el ancla, más incluso que Antonio o Mercedes. De hecho la serie acaba cuando acaba Herminia. Muere sola, sentada bajo la encina que plantó su padre hace un siglo. Y le ruega a su nieto Carlitos: «Solo quiero que la familia vuelva a estar unida». En efecto, al final, después de pelearse como hienas por la herencia, acaban bailando todos el bolero ‘Como han pasado los años’ que canta Karina. Una escena predecible. Era necesario que acabasen unidos. Quizá han pretendido un mensaje dedicado al momento sociopolítico que vivimos. Pero esta unión familiar ha sido una comedia, escenicamente forzadísima. Y Hermina, que lo sabe, ha muerto triste.

‘Cuéntame,’ también fue noticia por los percances con Hacienda del productor y de sus dos principales protagonistas. Y ahora, en este final, cuando han recordado con cariño a los intérpretes que pasaron por la serie, han evitado sacar ni una sola imagen de Juan Echanove, que interpretó durante 12 años, de forma brillantísima, a Miguel, el hermano ‘rojo’ de Antonio. Mezquina ‘vendetta’. Mal estilo.