Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Lo que Junqueras piensa de Puigdemont, se lo guarda

Monegal

Monegal

Ferran Monegal

Ferran Monegal

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Ha quedado un poco desfasada la entrevista que le acaba de hacer Gonzo a Oriol Junqueras en ‘Salvados’ (La Sexta). La grabó antes de firmarse el pacto PSOE-Junts, y antes también de la inscripción de la ley de amnistía por parte del PSOE en solitario. ¡Ah! Hubiera sido interesante preguntarle por qué ERC ha esquivado hacerse una foto unitaria.

Gonzo llevó a Junqueras a pasear por la calle Amnistía de Madrid. Y se detuvieron en el cruce con la calle Independencia. Junqueras advirtió, ilusionado: «¡Esto es una señal del destino!». Conozco aquella zona. Solo que se hubieran detenido unos pocos metros antes, habrían advertido que a la calle Amnistía también la cruza la calle de la Unión. O sea que, usar el callejero para interpretar el destino, según donde te paras, produce perplejidades. No dijo nada Junqueras distinto de lo que viene diciendo desde hace años. Esta iteración en su discurso es una virtud rara, visto el actual panorama, tan lleno de cambios de opinión constantes. En este viaje a Junqueras se le notaba disfrutar. Comentó que en otra ocasión un grupo le gritó: «¡Golpista!», pero que luego esos mismos se le acercaron y le pedían selfies y le decían: «¡Eres un tío cojonudo! ¡Tú no huiste, te quedaste!». ¡Ahh!.

En lo que a Gonzo se refiere, y en vista de que nada nuevo le sacaba, pretendió pillarle por la vía Puigdemont. Le decía: el listo ha sido el de Waterloo, no ha pisado ni pisará la cárcel, mientras tú te has chupado cuatro años encerrado. Está claro, intentaba ‘picarle’. Pero Junqueras contestó: «Estoy muy orgulloso de haber ido a la cárcel por defender mis ideales (...) Yo miro al futuro...». O sea, lo que pienso de Puigdemont no lo voy a decir en la tele, me lo guardo. Más interesante fue cuando le preguntó: si se produce el referéndum, ¿qué pasará? Junqueras contestó «Que el ‘sí’ arrasará». Aquí faltó la repregunta: ¿y con cuántos votos a favor se puede hacer una independencia? ¡Ah! Esta es una cuestión clave que en la tele se evita de manera sistemática.

Siempre recuerdo aquello que advirtió Milan Kukan –el presidente que independizó Eslovenia– en el programa ‘FAQS’ a finales de noviembre de 2017: «Para hacer la independencia hay que tener una mayoría de dos terceras partes. De lo contrario, el país se parte en dos». Siempre lo recuerdo porque en TV3 no hay manera de que lo hagan. Es un aviso luminoso. Ayuda a reflexionar.