Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Llegan los de ‘Sálvame’ a Miami, huyen los caimanes

El grupo de los exSálvame en Miami (Netflix)

El grupo de los exSálvame en Miami (Netflix)

Ferran Monegal

Ferran Monegal

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Acaba de colgar la plataforma Netflix la llegada de las criaturas del defenestrado ‘Sálvame’ a Miami ('Sálvese quien pueda'). Son tres capítulos. Los grabaron este verano. El juego, la comedia, es dar la sensación de que han ido en busca de algún canal de televisión que les dé trabajo. En realidad es un reportaje en plan charlotada para que veamos las andanzas de Belén Esteban, Matamoros, María Patiño, Lydia Lozano, Kiko Hernández, Terelu y Sandoval por el Estado de Florida. Una especie de ‘tour’, una reconquista de América en versión astracanada.

Dos criaturas han destacado en esta opereta. La primera, Lydia Lozano. Le han preparado una sesión de impacto contratando a un pintoresco ‘destroyer’ de los ‘shows’ televisivos, el argentino Javier Ceriani, alias El Águila. Es un personaje muy llamativo. Suele decir que cuando va a un canal de televisión nunca llama a la puerta, la tira al suelo a puñetazos. Estéticamente recuerda a Pocholo Martínez Bordiú. Y su ‘modus operandi’ es parecido a aquellas perdigonadas de sal con pimienta y bicarbonato que Risto Mejide lanzaba en ‘OT’ El Águila le ha soltado a Lydia Lozano: «Eres un yogurt caducado. Estás desfasada. Discontinuada. Tu tiempo de televisión acabó. ¡Sos un mueble!». Y, naturalmente, Lydia rompió a gritar, a llorar y a exclamar: «No lo aguanto. Iros a la mierda. Mañana me vuelvo a España», mientras sus compañeros se desternillaban. Ha sido un ‘sketch’ muy bien trabajado.

El otro de los grandes momentos de este ‘tour’ ha sido cuando les han montado en un hidrodeslizador para que viesen los cocodrilos y caimanes del Parque Nacional de los Everglades. Es una ruta con mucho gancho turístico. Pero el rato que han estado las excriaturas del ‘Sálvame’, de caimán solo han visto uno. Nadaba mansamente y no ha abierto la boca ni nada. Parecía de plástico. El resto de grandes reptiles de verdad huyeron asustados al enterarse del tipo de personal televisivo que iba a visitarles.

Los próximos capítulos de esta ‘troupe’ serán en México. Creo que allí tampoco encontrarán trabajo. Ahora que el consejero delegado de Mediaset España, Alessandro Salem, parece que ya ha neutralizado al catastrófico presidente Borja Prado, no descarto que llame a Belén Esteban –la jefa del grupo– y que los vuelva a contratar. Telecinco no levanta cabeza. No sabe hacer otro tipo de televisión. Sin el ‘Sálvame’, no se salvan.