Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: ‘Le 14 juillet’ del Deluxe, guillotina incluida

Final del programa ‘Deluxe’

Final del programa ‘Deluxe’ / Telecinco

Ferran Monegal

Ferran Monegal

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El programa ‘Deluxe’ ha sido decapitado en Tele 5 la noche del 14 de julio. Doscientos treinta y cuatro años atrás, en París, esa misma noche, el doctor Joseph Ignace Guillotín se dedicaba a afilar la hoja de la guillotina.

Este ‘requiem’ del ‘Deluxe’ ha sido oficiado por María Patiño y Terelu Campos, y detrás de ellas todo el personal del programa. Excepción hecha de Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban que no se han personado en el funeral, cosa significativa. Para dar realce a la ceremonia el programa ha buscado figuritas, criaturas con cierto grado de popularidad en ese mundo del entretenimiento cotilla, y solo han podido encontrar a Leticia Sabater y Merceditas Milá. ¡Ah! Ambas son una garantía porque con tal de salir en la tele se apuntan a lo que sea, eso sí. Durante el evento fúnebre se han sucedido diversas alusiones a la dirección de Tele 5. Desde un cartel que colocaron, bien visible, que decía: «Se traspasa, razón la cúpula», hasta sollozos y reproches a esa ‘cúpula’, muy humanos y comprensibles. A nadie le gusta que le guillotinen. Pero el último grito, ya montadas Terelu y Patiño en una furgoneta, fue «El Deluxe no va a morir, ¡el Deluxe está de viaje!». O sea que, después de Tele 5, hay vida. Veremos si es así y encuentran cobijo en las plataformas de pago. Es difícil que alguien pague para ver lo que el ‘Deluxe’ produce, pero metidos ahí, como un ingrediente más del enorme catálogo de estas colosales superficies, pueden tener un período suplementario de vida.

Este funeral no tuvo un gran seguimiento. Pero sí que han conseguido, en estas ùltimas semanas en que ya se sabía su final, que cuaje la idea de que su desaparición es por motivos ideológicos. Puede parecer surrealista que un programa cuya trayectoria es un manual de cómo rustir vísceras a la parrilla, pretenda ser analizado desde ópticas políticas. En cualquier caso, este 14 de julio del ‘Deluxe’ es exactamente al revés del ‘14 juillet’ de París. En Tele 5 es la ‘cupula’ del imperio la que ha guillotinado a sus empleados del obrador de la casquería. En París fue al revés. El movimiento nació de abajo, fue el pueblo el que guillotinó a los de arriba. Se ha señalado al actual presidente de Mediaset, Borja Prado, como el gran guillotinador del ‘Deluxe’. Deberia repasar la historia el señor Prado. La cabeza de Robespierre también acabó rodando bajo el filo de la guillotina, y su cuerpo enterrado en cal viva.