Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Kabul, desbandada a lo loco y sin cronistas

Mònica Bernabé en La Sexta Noche

Mònica Bernabé en La Sexta Noche / TVC

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Si somos lo que comemos, como aseguraba el filósofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach en1850, lo que nos ha dado de comer la tele este agosto ha sido un menú de refritos con la única excitación del duelo entre T-5 y A-3 TV, que están en empate técnico usando Mediaset nuevamente a Rocío Carrasco, y Atresmedia contrarrestando con 'Tierra amarga', la teleserie turca. O sea, una gastronomía de culebrón, pasaporte a la desnutrición colectiva.

La toma de Kabul –un paseo talibán en realidad– y la huida a lo loco de las fuerzas estadounidenses y sus comparsas europeos debería haber sido el gran foco de atención televisiva. Pero como decía el fotoperiodista Gervasio Sánchez en 'La Sexta Noche': «España es el único país que no ha permitido entrar a periodistas. Se ha pedido al Ministerio de Defensa poder entrar en los aviones, que a la ida hacia Kabul iban vacíos. Me sorprende que las grandes cadenas no hayan protestado». Es certera la denuncia de Gervasio, pero su sorpresa es ingenua.

La verdad es que a las grandes cadenas tampoco les subyuga el asunto: es más baratito mandar una cámara a Chipiona para que escarbe en el lucrativo 'akelarre' de las familias Carrasco, Mohedano, Ortega Cano y compañía. O sea, sin periodismo desde el terreno, lo de Kabul lo hemos visto de agencias y de ocasionales informantes civiles, con la cámara del móvil en ristre. Ya no nos iluminan al estilo de aquellos extraordinarios 'Cuadernos de Kabul', de Ramón Lobo. Ya nadie nos cuenta que los niños hasta tienen prohibido hacer volar cometas y que el cielo en Afganistán ya no es azul.

Noticias relacionadas

Sí han habido algunas mesas tertulianas montadas con buena intención informativa, en TVE-1 y en 'La Sexta Noche'. En ésta última con la presencia de Mònica Bernabé, la unica periodista española que ha estado ocho años seguidos en Afganistán, que conoce como nadie aquel mal llamado país, y que cuenta las verdades y desmonta las mentiras que han acompañado este larguísimo conflicto. Sobre Mònica, TV-3 ha tenido el acierto de reemitir el 'Sense Ficció' que le dedicaron en 2015 ('Vestida de negre').

Este sábado pasado, en Berlín, a la corresponsal de guerra Mayte Carrasco y a Marcel Mettelsiefen, por su documental 'Afganistán, la tierra herida', les acaban de otorgar el Grimme Preis, el Goya alemán para entendernos. Espero, deseo, pido, que en España alguna cadena, alguna plataforma, lo emita.