10 jul 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Mascarillas Ágatha Deluxe

Ferran Monegal

Reparto de mascarillas de diseño (T-5).

Reparto de mascarillas de diseño (T-5).

Como fondo de plató, con letras grandes, un eslógan, una inscripción que decía: «Al mal tiempo buena cara». O sea que el imperio Mediaset, en este caso el Sábado Deluxe de Tele 5, reivindica en tiempos de crisis el tipo de televisión en la que es especialista: el entretenimiento, el reality, el show. Y la gran invitada de esa noche sabatina fue Ágatha Ruiz de la Prada, criatura importante en el mundo de la moda pero que en  Tele 5 interesa por otro motivo: sus líos amorosos, la bragueta, la braguita. ¡Ah! Ella se presta y es feliz. El cotilleo siempre está muy bien retribuido.

En este clima de gaseosa y chismes le pidieron que hablase de su relación amorosa con El Chatarrero (relación que acaba de romperse) y le preguntaron si le daba vergüenza presentarlo a sus amistades, ella tan exquisita y él al parecer tan rudimentario y tosco. Contestó que en absoluto, que lo presentaba a todo el mundo con mucho orgullo y alegría. Pero advirtió: «Lo que no me gusta de él es que sea tan franquista. Estuvo liado con Carmen Martínez Bordiú precisamente porque es nieta de Franco. Y os voy a decir algo más, el innombrable (llama el innombrable a su anterior marido Pedro J. Ramírezal innombrable lo que más le pone es precisamente también Carmen Martínez Bordiú. Le pone por lo mismo, por ser la nieta de Franco». ¡Ah! Qué lección más meditable nos depara el chismorreo: resulta que el rey de la chatarra y el afilado periodista, el franquismo les une por la líbido. Ambos se encabritan con la nietísima.

Todos estos trabajos de espeleología braguetera en el fondo no son más que la espuma habitual, el signo de identidad corriente y moliente del estilo telecinque. Más cuestionable en cambio fue el golpe, el numerito, de las mascarillas de diseño glamouroso que en un momento dado todos se pusieron con gran divertimento y risas. Resulta que Ágatha les regaló unas mascarillas que habia confeccionado para la ocasión en su taller de moda fina. Unas mascarillas Ágatha Deluxe, hechas con telas vistosas y coloristas. Hubo gran cachondeo y carcajadas en ese plató colocándose todos en la boca los trapitos. Hombre, soy el primer defensor del humor como gran antídoto del miedo ante el virus. Pero en un momento en que falta material sanitario en todo el país, esta frivolité me parece muy, muy discutible.