Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Hacer periodismo o hacer de monaguillos

Ferran Monegal

Terribas y García Ferreras (Salvados).

De ese encuentro que ha montado Jordi Évole (Salvados, La Sexta) con cinco espadas del periodismo moderno (Cuní, García Ferreras,  Terribas, Heredia y Vallés) lo que ha concitado gran revuelo ha sido la petite collision –como dicen los franceses– entre Mònica Terribas Jordi Évole. Él le ha recordado que la tarde de aquella pintoresca proclamación de la República, ella comenzó su programa en Cat-ràdio con un ardoroso: «¡'Bona tarda ciutadanes i ciutadans de la República de Catalunya!'», y añadió Évole«A tenor de lo que están diciendo ahora en el juicio ¿sientes que te engañaron?». ¡Ahh! No le gustó la pregunta a nuestra admirada Mònica. Contestó que no había ido a Salvados a decir si se sentía engañada o no; y que era una pregunta injusta y no pertinente. ¡Ahh! Si cuando Mònica hacía 'La nit al dia' en TV-3 un entrevistado le hubiese contestado eso, Mònica le habría saltado a la yugular con todo merecimiento. O sea: los periodistas preguntamos,  los entrevistados responden.

Pero al margen de ese instante, he advertido en general que los queridos compañeros nadaban y a la vez guardarban la ropa. A Lídia Heredia le preguntó Évole con intención: «¿No hay manipulación en TV-3?». Contestó: «Yo puedo hablar por las cuatro horas del programa que dirijo y presento...». ¡Ah! Es muy comprensible que Lídia, periodista a la que respeto mucho, contestase eso. No iba a hablar de la noche anterior en El palmar de Troya FAQS, sin ir más lejos, en donde comenzaron con Santi Vidal hablando de lo «anacrónico y viejo» que es el Tribunal Supremo; siguieron con el abogado defensor Benet Salellas («'Les mentides dels agents de policía son evidents'»), luego Ramon Setó, también defensor de altos cargos del Govern («'¡És una causa general contra tot l’independentisme!'»), luego el alcalde del PDeCat Miquel Samper, y hasta sacaron a un periodista inglés que los servicios de búsqueda defans del procés han decubierto que el 1-O estaba en Sant Andreu. ¡Ah! Si esto no es juicio paralelo, que venga el rey Salomón.

A mí me gustó cuando Évole lanzó: «¿Hemos hecho más de políticos que de periodistas?». ¡Ah! Fue Cuní quien entonó un mea culpa en nombre de todos. Quizá es el que menos la tenga. Maticemos la pregunta. Hacer de políticos, no; pero de monaguillos, en Sant Joan Despí, y en Diagonal/Beethoven, continuamente.