Ir a contenido

Gemma Nierga charla con los padres de ocho famosos en TV-3

'Els meus pares' busca el origen de personajes destacados en el ámbito del deporte y del espectáculo, a través de la mirada de sus progenitores

Inés Álvarez

Gemma Nierga, con Quim Masferrer y sus padres, en el programa Els meus pares (TV-3).

Gemma Nierga, con Quim Masferrer y sus padres, en el programa Els meus pares (TV-3).

Gemma Nierga ha vuelto a TV-3 después de poner todo su talento en la radio, y lo hace con Els meus pares, un programa que rinde un homenaje amable y emotivo a los padres de personajes famosos que destacan en el ámbito del espectáculo y el deporte. Así, en el estreno del espacio, que será el jueves, 13 (22.40 horas), la periodista visita a los Masferrer en Sant Feliu de Buixalleu, donde nació su hijo, Quim Masferrer

Porque de eso trata el programa: Nierga conversa, de esa manera pausada y cargada de empatía que tanto la caracteriza, con los padres, o la madre ( si el padre ha fallecido), de gente muy conocida, que en estos primeros ocho capítulos serán los del 'foraster' Masferrer, el comunicador Andreu Buenafuente, la modelo y presentadora Martina Klein, el actor y cantante Bruno Oro, el tenista Àlex Corretja, la directora de cine Isabel Coixet,  el futbolista Xavi Hernández y la cantante Sílvia Pérez Cruz.

Gemma Nierga, presentadora de 'Els meus pares' (centro), Xavier Brichs, director del programa, y Vicent Sanchis, director de TV-3, con el padre de Àlex Corretja, la madre de Isabel Coixet, el padre de Xavi Hernández, los padres de Quim Masferrerl, y las madres de Andreu Buenafuente y de Bruno Oro. / TVC

Y así se descubre, que "detrás de ellos hay gente tan interesante como esos propios personajes", según destacó Vicent Sanchis, director de TV-3, en la presentación, a la que asistieron los progenitores de Coixet, Masferrer, Buenafuente, Oro, Xavi y Corretja. El espacio habla del origen de esas personas que han demostrado su excelencia, pero también de temas tan universales como "la educación, los valores, la pérdida, la separación, el amor... De la vida", apuntó Xavier Brichs, su director. 

El 'efecto Nierga'

Asimismo, según este, el "efecto Nierga", el contar con la periodista para presentarlo, ha hecho que pocos rechazaran participar en el programa: "Solo por cuestiones de edad, salud o algunas puntuales", señala. "Yo no quería salir, pero cuando supe que lo llevaba Gemma Nierga, entonces dije que sí", confiesa Victòria Castillo, la madre de Isabel Coixet. "Para nosotros, la estrella sois vosotros", recordó la periodista, quien confesó que, recién salida de la universidad, con solo 22 años, no supo llevar bien tener un programa propio en TV-3, 'Dit i fet', y fue su madre, ya fallecida, la que le hizo poner los pies en el suelo"· "Me dijo: 'Llevas cuatro programas y pareces otra'. Me enseñó que la humildad es muy importante", recuerda. 

El rodaje, que ocupó al equipo tres días por personaje, consitió en hablar primero con el hijo y luego con los padres, para acabar celebrando una comida familiar, de esas "que hacen las familias una vez a la semana, al mes... o al año", según Brichs, con Nierga como invitada. Ya casi una más de la familia. A través de los testimonios recogidos, los propios famosos conocen, a veces por primera vez, lo que piensan sus padres de ellos, lo que provoca momentos muy emotivos. 

Protagonistas satisfechos

Los padres asistentes a la presentación dijeron sentirse muy cómodos en todo momento. Y es que el programa no busca el morbo. "No hemos ido a hurgar", advierte Nierga. Solo la madre de Coixet, coqueta, dijo verse con en pantalla "muchas arrugas" y la de Buenafuente "vieja, muy mayor", a sus estupendos 81 años.

Los padres de Masferrer. / TVC

Los Masferrer aseguraron, en cambio, que se veían bien, "tal como somos"; los Hernández, que ya habían recibido en más ocasiones las cámaras de televisión en su hogar, estaban tan satisfechos que auguraron "un éxito brutal al programa"; la madre de Oro confesó que para ella siempre es un placer "hablar de sus hijos",  y el padre de Corretja, que había sido profesor,  no dudó en ponerle "un sobresaliente" al programa.

Y el equipo respiró: siempre es un alivio que los padres, y más si son ajenos, te feliciten por lo que has hecho.

0 Comentarios
cargando