INICIATIVA CONJUNTA

El sector audiovisual clama por TV-3

Productores, directores y guionistas, entre otros, presentan un manifiesto conjunto para "salvar" la tele pública, motor de la industria catalana

Representantes del sector audiovisual catalán, con Isona Passola y Joel Joan (en el centro), en la presentación del manifiesto ’Més TV3!.

Representantes del sector audiovisual catalán, con Isona Passola y Joel Joan (en el centro), en la presentación del manifiesto ’Més TV3!. / CÉSAR CID

3
Se lee en minutos
OLGA LERÍN / BARCELONA

"La tele pública está a punto de traspasar una línea roja". Ese es el contundente diagnóstico, en boca de Raimon Masllorens, presidente de los Productores Audiovisuales Federados (PROA), que el sector audiovisual catalán hace de la situación actual de la tele autonómica, mermada en su presupuesto, con una reducción en los ingresos publicitarios y con dificultades importantes para plantar cara a la dura competencia. Por primera vez, todos los integrantes del sector audiovisual -actores, directores, productores, guionistas, empresarios...- han consensuado un manifiesto, 'Més TV3!', que lanza un SOS de advertencia ante la situación "de extrema gravedad" en la que se encuentra la tele autonómica y, por tanto, el "riesgo de desaparición" de la industria audiovisual. Àlex Casanovas ha leído el texto este jueves, en la sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), en un acto multitudinario que ha reunido a representantes del sector. 

Las medidas que proponen los firmantes se concentran en tres puntos: dotar a TVC de mayor presupuesto (de los alrededor de 500 millones del 2010 se ha pasado a los 307 previstos inicialmente para el 2017), establecer un modelo de televisión pública competitivo y apostar por un órgano de gobierno “menos politizado y más profesionalizado”. Todo ello con el objetivo de que la tele autonómica pueda competir “con éxito” en el nuevo entorno para que logre seguir siendo el “motor” del sector audiovisual catalán y en el que la prioridad sea la producción de contenidos, al margen de los “condicionantes” políticos “en la toma de decisiones”.

“UN TOQUE DE ATENCIÓN”

El manifiesto se convierte, así, en un "toque de atención" en plena negociación política de los Presupuestos y a la espera de un acuerdo entre el Govern y la CUP. Casanovas ha recordado que, individualmente, cada una de las asociaciones ha hecho llegar sus demandas y preocupaciones al Ejecutivo catalán.

"No pedimos nada para nosotros" -ha dicho de forma contundente Isona Passola, presidenta de la Acadèmia del Cinema Català-; sino que se dote de presupuesto a TV-3 para que no acabe siendo residual y sea el motor del sector audiovisual". En ese sentido, Passola ha ahondado en la cifra que la tele autonómica destina a la producción de contenidos: si en el 2010 ascendía a 80 millones de euros, seis años más tarde se sitúa en 40 millones. “Es una vergüenza que se haya reducido a la mitad el presupuesto destinado a la ficción; se ha dejado caer a TVC”.

A la pregunta de qué parámetros debería seguir ese nuevo modelo de televisión, Passola solo ha opinado que sobre este tema “habría diferentes posturas”. “Aquí no hemos venido a hablar de esto”, ha zanjado, y ha lanzado un dardo a la clase gobernante: “Para tener una tele potente, gobernar quiere decir priorizar, igual que se ha priorizado en la sanidad y el sector social; y tiene que haber esa prioridad para la tele, que está agónica”, ha concluido.

NUEVOS CANALES Y PLATAFORMAS

Entre los motivos que podrían llevar a TV-3 a convertirse en una tele “prescindible”,  y al sector audiovisual catalán, en un sector “subsidiario e irrelevante”, el manifiesto apunta a la “progresiva fragmentación de la oferta, el cambio en los modelos de consumo y la aparición de nuevos canales y plataformas de contenidos”. 

Noticias relacionadas

En representación de Productors Associats de Catalunya (PAC), el actor Joel Joan ha utilizado un símil cinematográfico para describir el panorama: “Nos sentimos en medio de la tormenta perfecta”.  A causa de las transformaciones que ha vivido el universo audiovisual en los últimos 10 años, Joan ha denunciado que el sector se ha quedado “obsoleto” y con muchos menos recursos económicos para competir con “una demanda mucho más alta de producciones muy potentes”: “Nuestra industria es incapaz de afrontarlo; es imposible competir con una ventana en la que todo está multiplicado por 10”. El actor ha echado una lanza a favor de la “imaginación” para salir del callejón sin salida. “Toca hacer crítica”, ha advertido.