Ir a contenido

PROGRAMACIÓN

El 33 hace historia con la emisión de 'Ciutat morta', sobre el 'caso 4-F'

El incómodo documental fue seguido por 569.000 espectadores

JOAN MALDONADO / BACELONA

Los cinco minutos censurados del documental ’Ciutat Morta’. / YOUTUBE

La emisión, el sábado, del documental 'Ciutat morta', premiada película de Xapo Ortega y Xavier Artigas, en el programa Sala 33, disparó las audiencias de El 33, que superó a su hermana mayor, TV-3, y se convirtió en el programa más visto del sábado en Catalunya, con 569.000 espectadores y una cuota de pantalla del 20%. Unos datos que hacen historia en el segundo canal de TVC, superando incluso a los 'Telenotícies' y a la emisión de 'El peliculón'de Antena 3  de esa noche (365.000 espectadores). El trabajo, su pase por la tele pública se retrasó hasta ahora a causa de su contenido polémico e incómodo, recupera el complejo y espinoso 'caso 4-F', una fiesta en un edificio ocupado que acabó con siete detenidos, varios heridos, un guardia urbano en estado vegetativo y el posterior suicidio meses después de la joven Patricia Heras, detenida en el Hospital del Mar, al que llegó tras tener un accidente de bicicleta .

INCENDIO EN LA RED

La emisión llegó precedida de la polémica por la medida cautelar del juzgado 25 de Barcelona de censurar cinco minutos del documental, al considerar que algunas imágenes y opiniones sobre el exjefe de Información de la Guardia Urbana de Barcelona, Víctor Gibanel, podrían afectar a su derecho al honor.  Cinco minutos que ya han tenido 250.000 visualizaciones en internet. Tras la emisión, y ya de madrugada, centenares de personas se concentraron en la plaça de Sant Jaume de Barcelona para protestar sobre los hechos, inundando el lugar de velas en un espontáneo homenajea a Patricia Heras. Los espectadores tampoco tardaron en expresar su indignación en las redes sociales. Así, los hashtags #ciutatmorta, #totciutatmorta y #ciutatmorta33 fueron trending topic en Catalunya y quinto a nivel español. También varios políticos se pronunciaron al respecto, como Ada Colau, pidiendo a ERC y ICV que «rompieran el silencio». Por su parte, el alcalde Xavier Trias, en declaraciones el domingo a RAC 1, dijo estar «incondicionalmente» al lado de la Guardia Ubana, acusó a Guanyem de «electoralismo» y , tras reconocer que no vio el documental, sentenció que estaba rodado bajo «un único punto de vista», opinión que contrasta con las infructuosas peticiones de los autores de conocer la versión del Ayuntamiento. En este sentido, Xavi Artigas, se ha manifestado muy «contento y satisfecho» con el éxito de la emisión, pero especialmente, «porque finalmente se hable del caso a nivel social y político»