audiencias del jueves

La polémica beneficia a 'Gran hermano VIP'

Con la expulsión de Los Chunguitos, el 'reality' de Tele 5 superó a 'Cuéntame...' y hasta al Barça de Copa

Paquirrín, Víctor Sandoval y las peloteras entre Belén Esteban y Olvido Hormigos alegraron la noche a Mediaset

Juan y José Salazar pidieron perdón a la audiencia de T-5 por sus desafortunados comentarios.

Juan y José Salazar pidieron perdón a la audiencia de T-5 por sus desafortunados comentarios.

Se lee en minutos

TXERRA CIRBIÁN / BARCELONA

La estrategia de Tele 5, consensuada con la productora Zeppelin, que elabora el concurso de telerrealidad, ha vuelto a dar sus frutos: 'Gran hermano VIP' se colocó como líder de los espacios más vistos en la noche del jueves, con 4.343.000 espectadores de media a lo largo de tres horas y pico de programa, sin contar el resumen previo 'GH vip express', de algo menos de una hora, que también fue lo segundo más visto.

Y de pura estrategia se puede hablar cuando se monta un escándalo sobre el tono racista, homófobo y machista de dos concursantes, los hermanos Juan y José Salazar, más conocidos como Los Chunguitos, se proclama a los cuatro vientos su expulsiónLos Chunguitos y en un plisplás, tras pedir perdón (lógico) fueron inmediatamente invitados por Jordi González, presentador del 'reality', a incorporarse a las tareas de comentaristas de las correrías de sus compañeros, aún en la casa.

Es evidente que Los Chunguitos querían salir de la jaula de Guadalix de la Sierra y lo han logrado. Pero sea por tesón propio o por la labor de los guionistas, sus expulsión hizo aumentar la expectación (a la que no fueron ajenos, de manera involuntaria, los medios que se hicieron eco de las quejas de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales y las Juventudes Socialistas) y la audiencia del concurso.

Te puede interesar

Naturalmente, la entrada de Paquirrín, la fiesta sorpresa a Víctor Sandoval, las peloteras entre Belén Esteban y Olvido Hormigos y el cambio de señores por criados, entre otras cosas, animaron un poco más el cotarro, pero no se puede hablar más que de estrategia de un espacio que había perdido fuelle frente a otras opciones.

Fue un nuevo triunfo para Mediaset, que dejó atrás a 'Cuéntame cómo pasó' (TVE-1), que tuvo una audiencia también notable: 3.598.000 seguidores, y lejísimos al fútbol de Antena 3, que solo 1.647.000 personas y un 8,1% de cuota de pantalla. Hay que reconocer que era un Elche-Barça (0-4) menor, que ni siquiera interesó demasiado en Catalunya: 423.000 aficionados y un 13,3%, también por debajo de la entrevista al 'president' Artur Mas, quinto, con 538.000 espectadores... 26.000 menos que 'GH vip', por cierto.