Ir a contenido

Estreno en TVC

El 33 emite al fin el polémico documental 'Ciutat morta'

La película explica un complejo caso del año 2006 y la muerte de una joven

El alabado filme de Xapo Ortega y Xavier Artigas ha pasado por numerosos festivales

TXERRA CIRBIÁN / BARCELONA

Televisió de Catalunya ofrece esta noche, dentro del espacio 'Sala 33' (22.25), la película 'Ciutat morta', alabado documental de Xapo Ortega y Xavier Artigas que ha pasado por numerosos festivales y ha sido premiado en varios de ellos. Su pase por la tele pública se ha retrasado hasta ahora a causa de su contenido polémico e incómodo.

Artigas es un joven sociólogo en la treintena y Ortega, un arquitecto 10 años mayor. No eran cineastas, aunque habían hecho algún trabajo antes, como 'NO-RES, vida y muerte de un espacio en tres actos', un documental del primero sobre la Colonia Castell y Les Corts. Se conocieron cuando se metieron «en la comisión audiovisual del 15-M» del 2011 y empezaron a «trabajar con temas locales de Barcelona», explica Ortega.

Semanas antes, en abril de ese año se suicidó Patricia Heras. «No la llegamos a conocer personalmente, pero la noticia nos llegó rápidamente y generó mucha rabia, dadas las injusticias del caso», cuenta el director.

EL 'CASO DEL 4-F' 

Su muerte culminaba otra tragedia, ocurrida el 4 de febrero del 2006. «Había una fiesta en una casa ocupada, no de forma política, en la calle de Sant Pere més Baix (Ciutat Vella), un lugar un tanto mafioso. De madrugada se produjo una pelea en la puerta entre gente que intentaba entrar y guardias urbanos. Hubo una carga policial, cayeron objetos desde lo alto y una maceta golpeó en la cabeza a un policía, que quedó tendido en el suelo con la cabeza abierta», explica Ortega. El agente acabó en estado vegetativo.

Siete personas fueron detenidas a pie de calle, tres de ellos de origen suramericano (Rodrigo Andrés Lanza, Álex Cisternas y Juan Daniel Pintos), así como una chica alemana y otros tres catalanes. Por alguna razón, los detenidos acabaron en el Hospital del Mar, donde «coincidieron con Patricia Heras y su amigo Alfredo, que habían tenido un accidente de bici». Los policías presentes «les involucraron» en los hechos. Ortega remite al blog de la joven, donde esta relató todo lo que le pasó aquella noche, 'Poeta muerta', y también al web 'Des-montaje 4F', con datos del caso.

El juicio acabó con una sentencia condenatoria para los jóvenes, ratificada por el Supremo. "Ninguno de ellos ha reconocido haber participado en aquel caso. Y Rodrigo Lanza no quiso firmar ningún papel y decidió cumplir la pena íntegra, porque sigue defendiendo su inocencia", explica Ortega. Patricia Heras, que aún no había entrado en prisión, tuvo que hacerlo finalmente en el 2010. «Meses después, cuando ya le habían concedido el tercer grado y salió en un permiso, se tiró desde la ventana de su habitación».

EL PROYECTO

Cuando en octubre del 2011 dos de aquellos agentes «se vieron involucrados en una paliza a un chico negro, hijo de un diplomático, por el que acabaron condenados» (y a quienes les fue denegado el indulto hace pocas semanas, algo muy poco habitual), Artigas y Ortega tiraron adelante este documental con una tesis en la cabeza: «¿Quién vigila a los vigilantes? ¿Dónde están los mecanismos y las garantías procesales para que una persona que presuntamente ha cometido un delito pueda defenderse frente al único testimonio de unos policías? La palabra de un policía siempre tiene más valor que la de cualquier ciudadano».

Y añade: «Decidimos que nuestro punto de vista era importante, que la objetividad no existe y que era muy hipócrita intentarlo, pero que eso no es incompatible con ser lo más riguroso posible con nuestro relato. La otra parte ya se explicó y los medios de comunicación ya se hicieron eco de ello, de la misma forma que lo hacen los partes policiales y la sentencia judicial. Faltaba la otra y es la que nosotros hemos querido explicar». Patricia «no estaba, pero sí su poesía, que podíamos reproducir con una voz en off».

Tema incómodo para muchas partes (los alcaldes de Barcelona, la policía municipal, los mossos...) también lo fue para TV-3. Tanto, que el diputado de la CUP David Fernández planteó en diciembre una pregunta sobre la película al director de la tele catalana, Eugeni Sallent, quien dijo que no había tenido contacto con los directores ni tenía "planificada la emisión". Un cruce de explícitos correos electrónicos entre estos y la cadena, esta rectificó y anunció la emisión. Y esta misma semana se grabó la entrevista de Àlex Gorina con Artigas y Ortega para su emisión esta sábado dentro del Sala 33, el segundo canal de TVC.

El documental incluye «entrevistas puras» y tiene un rigor buscado, pero «no aburrido»: «Intentamos hacer una película de no ficción de calidad y artística, para intentar llegar al máximo de gente posible. Como decía Godard, no hacemos cine político, sino política con el cine».