29 may 2020

Ir a contenido

entrevista con la Actriz

Ana Duato: «Sé que ya estoy encasillada, pero me importa un pepino»

Interpreta a Mercedes Alcántara en 'Cuéntame...'

JUAN CARLOS ROSADO / Madrid

-¿Usted cree que Cuéntame... necesitaba renovarse?

 

-Sí, creo que era necesaria una evolución de la serie. Este 1982 es un año de mucho cambio, no solo político sino para la vida de todos los españoles, que se empiezan a sentir protagonistas de su destino.

-¿Y para Mercedes?

 

-También es una época de mucho cambio. En esta temporada aúna dos facetas importantes en su vida: empresaria diseñadora y esa nueva etapa volcada en el cáncer, que en aquel momento era todavía tabú.

-¿Qué tipo de transformaciones sufrirá el personaje?

 

-Para Mercedes todo cambia, tanto por fuera como por dentro de la familia. Tiene un carácter muy representativo de la mujer moderna, capaz de adaptarse a los nuevos tiempos. Ya lo ha demostrado en diferentes etapas de su vida.

-¿Cómo era Ana Duato en 1982?

 

-Muy jovencita, porque tenía solo 14 años. Recuerdo el cambio político, porque mi padre fue uno de los que votó al PSOE de Felipe González. A pesar de que luego su vida política ha virado… Pero en aquel momento sentía la necesidad de cambiar las cosas y quiso apoyar ese proyecto.

-¿Y cómo lo vivían en casa?

 

-Yo notaba mucho la alegría con que nos tomábamos todo lo que pasó aquel año. Era una época muy divertida. Soy valenciana y, a pesar de que la movida era madrileña, en mi tierra había mucho color y mucha música. Recuerdo que gracias a mis tres hermanos mayores me dejaban salir hasta tarde. Eran tiempos de mucha apertura y de manga ancha.

-¿Qué suceso de la transición le marcó más?

 

-Era mi padre quien se sentía protagonista de la historia y del cambio. En cuanto a Mercedes, se separa un poco de los pensamientos políticos de Antonio (Imanol Arias) y toma la iniciativa de querer un cambio. Ella siempre había estado por detrás de su marido, pero en esta ocasión le toma la delantera.

-¿Quizá por eso surgirán chispazos y problemas conyugales?

 

-En Cuéntame... siempre hemos tratado de reflejar la verdad de los personajes. No podíamos dejar de contar un momento de crisis en un matrimonio que lleva tanto tiempo.

-¿Es una suerte poder desarrollar un personaje durante 15 temporadas?

 

-Para mi trayectoria, Mercedes y Cuéntame... han sido factores decisivos. Es una escuela como actriz y como persona. Poder seguir la evolución de un personaje basado en muchas mujeres reconocibles, como mi madre y mi abuela, es impagable.

-¿Qué pensaría Mercedes de la contrarreforma del aborto del PP?

 

-En España hay muchas Mercedes. Ella ha abierto mucho su forma de pensar, porque la religión le ha marcado como a todas las mujeres de su generación. La pérdida de libertades la vería como un retroceso.

-¿Y qué piensa Ana Duato?

 

-Estoy absolutamente a favor del aborto y de dejar a la mujer que tome una decisión personal.

-¿No se siente un poco estancada en su interminable personaje?

 

-Llevo 12 años y no tengo la sensación de estancarme, sino al revés.

-¿No teme encasillarse?

 

-Es que ya estoy encasillada, pero me importa un pepino. Me importan más otras cosas: hacer cada día mejor mi trabajo y hacerlo creíble.

-Usted ha presumido de no haber encendido nunca un ordenador. ¿De dónde le viene la aversión a las nuevas tecnologías y a las redes?

 

-Mi familia me riñe mucho por decir esto, así que no voy a reconocer que lo he dicho [ríe]. Sé que uno tiene que adaptarse a los nuevos tiempos, porque las tecnologías aportan   conocimientos y otras formas de comunicarse. No quiero darle la espalda a eso que es el futuro, sobre todo de mis hijos. Pero es verdad que, quizá por la serie y el personaje que interpreto, me aferro a las cosas reales y de verdad, y no a las virtuales.