tú y yo somos tres

Sigue la penitencia de Isabel

Recreación del cariño entre Encarna y la Pantoja (’Mi gitana’).

Recreación del cariño entre Encarna y la Pantoja (’Mi gitana’).

Se lee en minutos
Noticias relacionadas

El plato fuerte de este primer capítulo delbiopicsobreIsabel Pantoja(Mi gitana, T-5) ha sido la puesta en escena de suestrecharelación con la radiofonistaEncarna Sánchez. Los guionistas han trabajado ese morbo a conciencia. Miradas, insinuaciones, caricias, escenas de celos, peleas... ¡Ahh! Todo un repertorio. El perfume de un posible o imposible lesbianismo fue impregnando esta primera entrega que, con la media luna de cotillas picoteando en el plató antes y después delbiopic, Tele 5 consiguió llenar ni más ni menos que casi cinco horas de tele; exactamente desde las 21.45 de la noche hasta las 2.30 de la madrugada. Tiene mérito. Aquí lo realmente interesante es preguntarse por qué una teleserie que estaba en la nevera, detenida, parada -al parecer la propiaPantojala había vetado porque no le gustaba nada-, por qué, repito, ha visto la luz, por qué se ha emitido. La clave nos la ofrecieron los cotillas en plena madrugada. Fue el instante en que el gran defensor deIsabel,Luis Rollán, advirtió lleno de entusiasmo:«Fijaros, ¡Isabel ha permitido que se emita esta serie íntegra! ¡Sin ningún corte!»;o sea, intentando resaltar, superlativizar, la grandeza y el fair playde la tonadillera. Pero le paró los pies inmediatamenteIsabel Rábagodiciéndole:«No, hombre, que no. Ni hablar. Aquí todos sabemos por qué estamos viendo esta serie. ¿Por qué no contamos la verdad? ¡No la cuento porque no puedo contarla! Estamos viendo esta serie porque la Pantoja no lo ha podido evitar. ¿Lo contamos o no lo contamos?». Naturalmente, no lo contaron. Pero con lo dicho ya hubo bastante. Todo indica queIsabel Pantojasigue cumpliendo la penitencia que la dirección de Tele 5 le impuso cuando tuvo el desliz, el fatal impulso, de llamar al programa deSusanna Grisoen A-3 TV, la cadena rival, y largar durante 50 minutos de reloj. ¡Ahhh! Amarga penitencia la deIsabel. Quizá ahora esté comprobando con dolor que los millones del fabuloso contrato, ¡ay!, no eran gratis.

ALEGRÍA EN 'SEX ACADEMY' -. A otras señoras, en cambio, la tele les está proporcionando alegrías bárbaras. Es el caso deVanessa, alumna deSex Academy (Cuatro), señora estrecha y reprimida que tenía a su esposoMariomuy desesperado. Pues bien, esta semana ha logrado, por fin, ¡su primer orgasmo!. ¡Ahhh! Sus compañeros de academia hicieron una gran fiesta. Lanzaron confeti.Mario, emocionado, hasta lloraba.