Un periodista infiltrado denuncia las condiciones de trabajo del fabricante chino del iPhone 5

El suicidio de otro operario aviva la polémica sobre los abusos laborales de Foxconn

Tim Cook (en primer término, de amarillo), consejero delegado de Apple, durante una visita a una factoría de Foxconn en Henan (China), el pasado marzo.

Tim Cook (en primer término, de amarillo), consejero delegado de Apple, durante una visita a una factoría de Foxconn en Henan (China), el pasado marzo. / REUTERS

3
Se lee en minutos

Un régimen de trabajo despiadado y unos dormitorios hediondos con alambradas en las ventanas son lo que se ha encontrado unperiodista delShanghai Evening Postque se ha infiltrado en una factoría de la empresaFoxconn para denunciar las condiciones laborales del fabricante deliPhone 5 enChina.

Su trabajo desvela que persisten abusos similares a los que denunció el pasado eneroThe New York Times. El reportaje del diario estadounidense motivó queFoxconn se comprometiera conApple a mejorar las condiciones de trabajo en sus factorías chinas. A pesar de este acuerdo, otro operario se suicidó este miércoles, el mismo día en que la marca de la manzana presentó su nuevo teléfono móvil.

El periodista chino permaneció en la planta de la ciudad deTai Yuan durante 10 días, siete de formación y tres de trabajo efectivo. “La primera noche en el dormitorio de Foxconn fue una pesadilla. Toda la estancia olía abasura y cuando abrí mi taquilla salieron de allí un montón decucarachas. Además, las sábanas estaban sucias y llenas de ceniza”, relata.

El tema de los suicidios apareció en una charla en el sexto día de preparación. “Los responsables de personal no evitaron el asunto, pero tampoco querían hablar mucho de ello. Alguien comentó que las difíciles condiciones de vida en la factoría provocarían más suicidios. Entonces me vinieron a la cabeza lasalambradas que hay en todas las ventanas del dormitorio”, recuerda el reportero.

"Honrados de fabricar el iPhone 5"

Al día siguiente, el periodista vio la sala de fiestas del complejo industrial, donde los trabajadores pueden ir a bailar. Allí el animador suele gritar: “Cada día estamos estresados y no se nos permite chillar en la planta de producción. Aquí podéis chillar tan alto como queráis para liberar el estrés”.

Y al octavo día, el estreno en lacadena de montaje. “El supervisor nos enseñó una pieza deliPhone 5 y nos dijo: 'Esta es la placa trasera del nuevo iPhone5, un modelo que ni siquiera se ha presentado. Deberíais sentiros honrados de fabricarlo”.

"Por mis cálculos, tenía que marcar [con un rotulador] cinco carcasas deliPhone cada minuto, como mínimo. En 10 horas, tenía que tener listas 3.000 placas traseras. Esto es terrorífico”, explica el periodista, que añade que el ritmo de trabajo le produjo “un terrible dolor de cuello y una sobrecarga muscular en el brazo”. No le fue mejor a un compañero suyo que, agotado, paró a descansar un momento. “El supervisor le castigó mandándole a un rincón durante 10 minutos como si fuera un colegio".

"Trabajé hasta las siete de la mañana. Se nos pidió que nos reuniéramos otra vez al acabar nuestra jornada. El supervisor gritó con fuerza delante de nosotros:  '¿Quién quiere parar más pronto, a las cinco? ¡Estamos aquí para ganar dinero! ¡Trabajemos más duro!'. Entonces me pregunte quién quiere trabajar dos horas extras por solo 27 yuanes (tres euros)", concluye el reportero.

Más de una veintena de suicidios

Foxconn, el mayor fabricante de componentes electrónicos del mundo, está en el punto de mira por las múltiples denuncias que pesan sobre la firma por violación de los derechos de los trabajadores.

Desde el 2010, más de una veintena de sus empleados en China (en sus plantas trabajan más de 800.000 personas) se han quitado la vida, según informa Efe. El último caso se produjo este miércoles, cuando un joven de 22 años llamado Yang murió al lanzarse desde su apartamento cercano al complejo de la factoría deGuanlan, en la ciudad deShenzhen (suroeste de China).

Noticias relacionadas

Este suceso es el segundo suicidio que se registra después de que el pasado marzoFoxconn firmara un acuerdo conApple para mejorar lascondiciones laboralesde los trabajadores. En base a este, el fabricante se comprometió a reducir el horario laboral, mejorar los protocolos de seguridad y conceder otros beneficios sociales a los montadores deiPhones eiPads.

Antes de alcanzar el acuerdo con Apple, más de un centenar de operarios de la compañía amenazaron el pasado enero con suicidarse en masa saltando de un tejado de la fábrica en protesta por sus condiciones de trabajo.