Sicario

Mafia irlandesa en Mallorca: Glen Clarke, el torpe sicario con tres asesinatos por error

La banda mafiosa de los Kinahan le contrató para matar el 17 de agosto de 2016 en Costa de la Calma a Jonathan Patrick Hutch. Acabó con la vida del asesino tras abatir al turista Trevor O’Neill

Investigadores de la Guardia Civil, junto al cadáver de Trevor o’Neill abatido en agosto de 2016 en Costa de la Calma.

Investigadores de la Guardia Civil, junto al cadáver de Trevor o’Neill abatido en agosto de 2016 en Costa de la Calma. / MANU MIELNIEZUK

Lorenzo Marina

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Con una frialdad y una crueldad extremaGlen Clarke se dirigió la tarde del 17 de agosto de 2016 a cometer ucrimen por encargo en Costa de la Calma, en

Mallorca

. Pese al calor, llevaba una sudadera azul y con la capucha se cubría el rostro. Su objetivo era Jonathan Patrick Hutch, sobrino de Gerry ‘el monje’ Hutch, aunque sin actividad delictiva que le conste. Solo el parentesco ya le colocaba en la diana de su acérrimo rival; la mafia irlandesa de Los KinahanClarke mató por error a Trevor O’Neill de 45 años, un funcionario del ayuntamiento de Dublín de vacaciones. El tercer fallo mortal de este sicario, que también le acabó costando la vida.

Trevor O’Neill, el turista irlandés asesinado por error.

Trevor O’Neill, el turista irlandés asesinado por error. / DM

El asesino le descerrajó a la víctima, casi a quemarropa, al menos un disparo mortal por la espalda, en presencia de su mujer y sus tres hijos, cuando saludaba a otra persona en un paso de cebra. Luego huyó a la carrera con la errónea creencia de que había cumplido su sangrienta misión. Trevor O’Neill tuvo la desdicha de saludar a Jonathan Hutch antes de ser asesinado.

La Guardia Civil escolta a la familia de la víctima.

La Guardia Civil escolta a la familia de la víctima. / L.MARINA

La banda no pudo soportar este tercer fiasco de su asesino a sueldo y le aplicó su macabro ‘control de calidad’. Los contratistas de este ineficaz criminal, presuntamente, pusieron fin a sus días con un disparo en la cabeza el 2 de diciembre de 2016, en la localidad irlandesa de Leixlip, cuando este se encontraba dentro de un coche robado con el motor en marcha. No obstante la Policía irlandesa apuntó a un posible accidente al disparársele el arma, pero el proyectil nunca apareció. La

Policía Nacional

y la Garda confirmaron que Clarke estuvo en Mallorca cuando se cometió el crimen de Trevor O’Neill.

Un asesino incompetente

Los frecuentes errores de Glen Clarke jalonan el sangriento historial de este incompetente asesino a sueldo, de 26 años. 

Una década después, la Garda irlandesa ha confirmado que Glen Clarke estuvo involucrado en otro asesinato por error. La víctima era Dean Johnson, un joven irlandés de 21 años. Fue abatido el 24 de agosto de 2013 en la localidad irlandesa de Clondalikin. Su incompetencia ya se puso entonces de manifiesto, pero tres años después falló dos veces al matar a la persona equivocada. Unos meses después el muerto fue él.