Testimonios

Hablan los heridos en el accidente de Montcada: "La gente ha salido disparada. Ha sido un latigazo tremendo"

Varios pasajeros relatan el choque de trenes y se preguntan si la niebla ha tenido que ver

Zowy Voeten

3
Se lee en minutos
Helena López
Helena López

Redactora

Especialista en movimientos sociales y vecinales

Escribe desde Barcelona

ver +

Tres viajeras del tren accidentado en la estación de Montcada i Reixach -Manresa han explicado a EL PERIÓDICO que ya en Barberà desde megafonía habían avisado de que irían con cinco minutos de retraso porque había otro convoy averiado. “Había mucha niebla y, al llegar a la estación de Montcada-Manresa, hemos chocado con un tren parado en la estación y la gente ha salido disparada. Por suerte el tren iba lento y al ser puente no iba tan lleno como habitualmente, pero el choque ha sido grande y todos nos hemos dado con la persona de delante. A mucha gente le ha sangrado la nariz de la contusión, gafas rotas…”, explica Míriam Baró, con un corte en la cara, que viajaba desde Terrassa a Barcelona a trabajar.

Choque de trenes en la estación de Montcada i Reixac-Manresa. / ZOWY VOETEN / VÍDEO: EFE

Atendidos en CAP cercanos

La gente ha salido disparada. Ha sido un latigazo tremendo. Muchos se han hecho daño en la rodilla, en el pecho, cortes… Pero era una recta, no sabemos si ha sido la niebla. Mucha gente se ha puesto a llorar del susto, ha habido muchos nervios… Y podía haber sido bastante peor. Por suerte no había mucha gente de pie”, señala Laura Altimira, quien viajaba de Sabadell Centre a Barcelona también para trabajar, como la mayoría de personas que iban en el tren un miércoles antes de las ocho de la mañana. A trabajar, a estudiar -había también muchos jóvenes que se dirigían a Barcelona para ir a clase- o al médico. Las personas mayores eran las más asustadas. Entre los dos trenes viajaban unas 1.300 personas.

@el_periodico Más de 150 heridos en un choque de trenes en #montcadaireixac ♬ original sound - El Periódico

Pasadas las 10 de la mañana, ya no quedaban heridos en la zona del accidente. Muchos de ellos se habían desplazado por su propio pie a CAPs cercanos. Algunos habían optado por volver a casa. En paralelo, otros se han refugiado del frío en un Espai Jove Can Tauler muy cercano a la zona del accidente, arropados por los bomberos. Allí han recibido la visita de la ministra Raquel Sánchez mientras esperaban a que les vinieran a recoger en coche sus seres queridos, por miedo -o ningunas ganas- a volver a coger el tren.

Noticias relacionadas

“Se ha escuchado como una explosión muy fuerte. Se han apagado las luces del vagón, se han caído las mochilas y las maletas que había en los compartimentos de arriba y me ha dado un ataque de ansiedad. Yo estaba pensando que como se me acercara alguien a hablar, me pondría a llorar, y ha pasado. Me ha abrazado la chica que se me ha acercado a preguntar cómo estaba y he estallado a llorar. Ha sido un susto muy grande. Ha sido un momento, solo, pero muy angustioso”, explicaba Marta, otra joven viajera sentada en un banco cercano a la estación, dudando entre si volver a casa o seguir hasta Barcelona, donde ya ni llegaría a clase ni tenía tampoco el cuerpo para estudiar.

Amplio despliegue

Durante toda la mañana se ha mantenido un amplio despliegue de ambulancias, coches de bomberos y de policía con los que se encontraban los viajeros desconcertados que buscaban la mejor manera de llegar a Barcelona en una mañana intensa. En el municipio se cruzaban los viajeros que todavía paseaban las mantas térmicas arriba y abajo, esperando a que les vinieran a buscar, con los propios vecinos de Montcada que se disponían a ir a Barcelona, y los procedentes de las líneas R-2 y R-11, que esta semana muere en Montcada por las obras en la estación de Sant Andreu Comtal.