Tribunales

Condenado a 6 meses de prisión a un taxista que insultó y agredió a una pareja de lesbianas

"Que las insultó y golpeó con ira es evidente que fue por su orientación sexual", ha recogido la sentencia

Taxi

Taxi

1
Se lee en minutos
EFE

La Audiencia de Barcelona ha condenado a seis meses de cárcel a Angel P.R., un taxista que en marzo de 2019 insultó y agredió en los alrededores de la discoteca Row de Viladecans (Barcelona) a una pareja de lesbianas que se estaban besando, al grito de "bolleras de mierda".

Según consta en la sentencia dictada por la sección 21a, el taxista, condenado por un delito contra los derechos y las libertades públicas y tres delitos de lesiones leves, también deberá pagar dos multas que suman un total 1.350 euros, indemnizar a las víctimas y hacerse cargo de 2/3 partes de las costas procesales.

La sentencia considera probado que Angel P.R. se encontraba con su vehículo en el aparcamiento del establecimiento cuando vio a las dos chicas besándose, momento en que comenzó a increparlas, llamándolas "guarras", "bolleras de mierda" y "esto es lo que os gusta".

Después de que las insultara, una de las víctimas golpeó con la mano el coche que conducía el acusado con ánimo de indicarle que se apartara de ellas, motivo que provocó que Angel P.R. se bajara del taxi y continuara vejándolas verbalmente.

Una amiga de las víctimas se interpuso para tratar de socorrer a sus amigas, momento en que Angel P.R. la cogió de la muñeca y la derribó al suelo pegándole un puñetazo en la cara y, con el mismo ánimo de causarles lesiones, agredió a las otras dos chicas. "Que las insultó y golpeó con ira es evidente que fue por su orientación sexual", ha recogido la sentencia.

Angel P.R. había denunciado también -en un caso de denuncias cruzadas- a la pareja y a la amiga que iba con ellas, porque presuntamente le habían provocado desperfectos en el vehículo pegándole una patada y le habían agredido, aunque el tribunal ha dictado absolución para las tres.

Noticias relacionadas

La sala ha considerado que "no ha quedado acreditado" lo denunciado por Angel P.R y ha destacado que su relato carece de credibilidad.

Según ha defendido el despacho de abogados Vosseler, que ha ejercido como acusación particular de las tres víctimas de la mano del letrado Álvaro Machado, la sentencia sirve para poner "algo de voz y el foco en el alarmante incremento de agresiones de esta naturaleza contra el colectivo LGBTI".

Temas

Barcelona