Durante la verbena de Sant Joan

Prisión provisional para el hombre que intentó quemar a dos sintecho en Barcelona

El sospechoso, que pertenece al mismo entorno de exclusión social que las dos víctimas, está investigado por dos delitos de homicidio en grado de tentativa y por otro delito de incendio

Prisión provisional para el hombre que intentó quemar a dos sintecho en Barcelona

XAVIER GONZALEZ

2
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

El hombre que intentó quemar vivas a dos personas sintecho la madrugada de la verbena de Sant Joan ha ingresado en prisión provisionalmente por orden del juzgado número 22 de Barcelona. Fabián, que tiene 43 años y es de nacionalidad francesa, fue arrestado cuatro horas después de atacar a las dos víctimas y pertenece al mismo entorno de exclusión social que ellas. Los tres son toxicómanos que frecuentan la narcosala Baulard y se conocían. Tal como avanzó EL PERIÓDICO, la investigación policial se aleja del delito de aporofobia —el delito de odio que sufren personas pobres, sobre todo ciudadanos sintecho—.

Los hechos tuvieron lugar en la calle de Cervelló muy cerca de la avenida de Drassanes de Barcelona, sobre las seis de la madrugada de la verbena de Sant Joan. Una mujer, de 33 años y de nacionalidad italiana, y un hombre, de 34 años y de nacionalidad paquistaní, dormían y se tapaban con una manta. Fabián se aproximó a ellos y prendió fuego a la manta. Después se dio a la fuga por la avenida de Drassanes.

Las dos víctimas sufrieron heridas de poca gravedad aunque el susto fue mayúsculo. Como conocían a Fabián, detallaron a los Mossos d'Esquadra que acudieron a atenderlos quién era y qué aspecto tenía. Ese día, Fabián vestía pantalones cortos y una camisa de rallas. La policía catalana activó un dispositivo que a las pocas horas dio fruto: Fabián fue localizado muy cerca de donde se encontraban a las 11.00 horas. Tanto el agresor como la víctima no acostumbran a alejarse de la narcosala Baluard, un lugar en el que atienden a las personas toxicómanas y en el que pueden asearse, comer y agarrarse a tratamientos para desengancharse de la heroína.

Noticias relacionadas

Fabián pasó a disposición judicial el pasado domingo. El juzgado que le tomó declaración ha decidido encerrarlo preventivamente entre rejas hasta que se celebre un juicio que afrontara por dos homicidios en grado de tentativa porque la justicia considera que existen indicios de que intentó matar a las dos víctimas.

Las fuentes consultadas por este diario remarcan que, a pesar de la alarma social que provocó este caso, cada vez está más claro que no debe equiparase al ataque que conmocionó a Barcelona en 2005 y que protagonizaron tres jóvenes que mataron a una mujer prendiendo fuego al cajero en el que pernoctaba. Aquel sí fue un caso de odio a los pobres, de aporofobia, porque los agresores --de clase alta-- y no tenían ninguna relación con la mujer. El de la madrugada de la verbena, sin embargo, tiene otra explicación, que está más cerca del entorno de extrema vulnerabilidad de sus protagonistas.