Veinte años de espera

Joan Jubany: "El asesinato de mi hermana Helena fue un feminicidio"

  • Con la declaración de Xavi Jiménez este viernes 22 de abril como investigado por la muerte de Helena Jubany, una mujer asesinada en diciembre de 2001 en Sabadell, quizá comience una investigación que la justicia lleva veinte años negando a la familia de la víctima. El hermano de Helena, Joan, cree que el hilo del que se tirará a partir del interrogatorio de este sospechoso podría conducir a los verdaderos responsables del crimen y hacer aflorar finalmente una verdad que necesitan para cerrar el duelo.  

Joan Jubany: "El asesinato de mi hermana Helena fue un feminicidio"
4
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

¿Quién mató a su hermana? Santi Laiglesia y Xavi Jiménez participaron en el asesinato de Helena Jubany. Y Francesc Macià y Jaume Sanllehí saben cosas y lo que pedimos a estas dos personas es que dejen de encubrir este crimen. 

Joan Jubany, hermano de Helena. / El Periódico

¿Quiénes son estos cuatro hombres? Son miembros de la Unió Excursionista de Sabadell (UES) y la Policía Nacional siempre supo que sus asesinos estaban en la UES [a la que Helena se apuntó al instalarse en Sabadell]. Sanllehí cambió su declaración para proteger a Jiménez y sospechamos que Macià, que es coordinador de la UES, ha formado parte de la 'omertá' del grupo. A mí Macià me envió un correo electrónico en septiembre de 2002 y me dijo que estábamos actuando con ánimo de venganza contra la UES. Prefiero no decir lo que sentí.

Todos siguen en libertad, ¿La Policía Nacional hizo su trabajo? Creo que sí. Yo había militado en el movimiento independentista desde los ochenta. No tenía ninguna simpatía por la Policía Nacional. Sin embargo, hubo confianza entre las dos partes, que creció con el paso de los años. David –el policía que aparece en los dos episodios de Crims– ayudó en 2020 con sus palabras a generar un punto de inflexión en el caso [se reabrió judicialmente tras la emisión de la serie].

¿Al decir abiertamente que creía que Santi Laiglesia mató a Helena? Sí. Y transcurridos dos años de aquella acusación pública, [Laiglesia] no ha hecho nada. Si a mí me acusan de algo que no he hecho, con nombres y apellidos, pondría una querella. El hecho de que no lo haya hecho parece que confirma las sospechas. No es la reacción normal de alguien que es inocente. 

¿Por qué no se investigó a Laiglesia y Jiménez en 2001? El juez que instruía el caso decidió que la muerte de Helena era una cosa de mujeres. Y, a pesar de que Laiglesia y Jiménez se habían contradicho en sus declaraciones, ‘Don Horacio’ –así se llamaba el juez instructor– solo se centró en Montse Careta [que se suicidó en la cárcel cuatro meses después del asesinato de Helena] y Ana Echigabel.

Y no era una "cosa de mujeres"... Fue una cosa de hombres. Un feminicidio. Fueron unos machos que mataron a una mujer porque ellos eran tíos. Entonces ni siquiera teníamos esa palabra: feminicidio.

¿Montse Careta también es una víctima? Seguro que Muntsa es una víctima. Pero ¿es completamente inocente? Su familia cree que lo es. Nosotros siempre hemos creído que estuvo implicada. Las pruebas lo indican. Solo aclarar cómo murió Helena nos dirá si Muntsa es completamente inocente… si actuó involuntariamente, o sometida [por Santi Laiglesia]. 

Este viernes declara Xavi Jiménez porque se le considera autor de los anónimos que recibió Helena antes del crimen... Estamos en el buen camino. Pero durante los últimos 20 años esto ha sido una montaña rusa. Hemos estado bien encarrilados en otras ocasiones y nos han barrado el paso. No sabemos hasta dónde nos dejarán llegar ahora. Y fíjate que uso la expresión "no sabemos hasta dónde nos dejarán llegar". No tiene sentido. No deberíamos ser nosotros quienes estamos empujando hacia la resolución del crimen, deberían ser las autoridades las primeras interesadas en hacerlo. Tratándose de un feminicidio todavía más.

¿La justicia ha sido un muro contra el que llevan años golpeándose? En 2005, cuando archivaron el caso, comprendimos que, si seguíamos insistiendo, nos haríamos daño. Mi padre tomó la iniciativa de darle la vuelta a esta historia y centrarnos en recordar a Helena en positivo. Creamos la Associació Helena Jubany y también un premio literario con el objetivo de mantener vivo su recuerdo y hacer crecer su pasión por la literatura. Esto es lo que nos ha ayudado. 

Pero llevan 20 años esperando, no debe de haber sido fácil seguir con vuestra vida sin aclarar la muerte de Helena... No lo ha sido desde el principio: mi hermana fue asesinada diez días antes de que naciera mi hija. Y Helena tenía muchas ganas de ser tía. Ya se mezcló todo desde el principio: un cóctel muy duro. A nivel emocional es lo más bestia que puede ocurrirte: vida y muerte. 

¿Cómo se digiere que los que atacaron a su hermana sigan en la calle? Que estén o no en la cárcel no nos va a devolver a Helena. Lo vivimos así. Supongo que hemos mamado esta forma de ser. Nos lo han inculcado mis padres: no ser vengativos. Solo queremos justicia, y saber qué hicieron con Helena, para cerrar el duelo. Lo digo sobre todo pensando en mis padres. No quiero que mueran sin saber qué pasó con su hija. 

Noticias relacionadas

¿No hay ninguna sed de venganza? Hace años llegaron a ofrecernos sicarios gratis para ajustar cuentas al margen de la ley y no quisimos saber nada de ellos. Porque no, nosotros lo que perseguimos es la verdad, despedir a Helena sintiéndonos cerca de ella en sus últimos días. 

¿Cree que ahora los que saben qué ocurrió hablarán? Los responsables directos de su muerte creo que no hablarán. Los cómplices, por humanidad, deberían. Para Macià y Sanllehí el caso ya ha prescrito, no les pasará nada si hablan. No sé qué fidelidad les deben a Laiglesia y a Jiménez. Pero por humanidad, deberían contar lo que sepan.