Tiroteo

Dos muertos en el tiroteo en un cementerio de Valencia

Uno de los fallecidos, de 45 años, ha recibido dos impactos de bala y el otro es un vecino ajeno al enfrentamiento que ha sufrido un infarto tras ser alcanzado por otro proyectil en el costado

3
Se lee en minutos
I.Cabanes/T. D./S. A

El cementerio de Torrent (Valencia), abarrotado de gente que había acudido a primera hora de la mañana a visitar las tumbas de sus familiares con motivo de la festividad del día de Todos los Santos, ha sido escenario de un tiroteo entre clanes rivales que se ha saldado, por el momento, con dos muertos y dos heridos. Uno de los fallecidos es un hombre de 45 años, identificado como Antonio G. G., y el herido trasladado al hospital con un disparo en la pierna es su hijo de 20 años. Mientras que el otro fallecido es un vecino de 79 años, José Luis P. M., quien ha sufrido un infarto tras ser alcanzado en el costado por una bala perdida en la refriega. El septuagenario estaba a unos veinte metros de donde se ha producido el tiroteo visitando la tumba de su mujer. Asimismo, habría un segundo herido, que según apuntan algunos testigos, ha sido introducido en una furgoneta que se ha dado a la fuga.

La policía investiga el móvil del tiroteo y si este responde a una disputa entre clanes rivales que ya habrían protagonizado otros incidentes a tiros en el pasado más reciente. El último de ellos apenas hace unos meses, el pasado mes de abril, donde también fue incendiada la vivienda de familiares de este mismo clan.

Hasta el lugar de los hechos han acudido rápidamente agentes de la Policía Local de Torrent y de la Policía Nacional. Fuentes municipales indicaron a primera hora que había varias personas con impactos de bala.

No es la primera vez que este clan se ve implicado en reyertas y tiroteos en la ciudad. Los 'bocanegra' han protagonizado varios tiroteos en Torrent, uno de ellos motivado por un pedo, según confesaron.

El fallecido, de 45 años, ha recibido al menos dos impactos de bala, en el pecho y en la espalda. Un agente de la Policía Local de Torrent ha intentado reanimarlo realizándole una RCP, reanimación cardiopulmonar, pero finalmente este ha muerto en el lugar.

Su hijo, de 20 años, también ha resultado herido de bala en la pierna, con un orificio de entrada y otro de salida. Una ambulancia lo ha evacuado al hospital.

La segunda víctima mortal es un hombre de 79 años, vecino de Torrent, quien estaba visitando la tumba de su mujer y ha sido alcanzado de forma casual por uno de los proyectiles en el costado. El hombre habría sufrido una parada cardiaca, según han certificado los sanitarios, y la autopsia determinará la causalidad del disparo recibido en su fallecimiento.

En el momento de producirse los disparos había un gran número de personas dentro del camposanto de Torrent que habían ido a visitar la tumba de sus familiares el día de Todos los Santos. Las detonaciones y los gritos desgarradores de dolor de la familia tiroteada han provocado una pequeña desbandada, confusión que han aprovechado los presuntos autores del tiroteo para huir en una vieja furgoneta Ford Transit de color azul. 

Dicho vehículo ha sido localizado por la policía en el barrio del Xenillet de Torrent. Agentes de la policía científica tomarán muestras para recabar vestigios que permitan identificar a los presuntos homicidas. El propietario del vehículo ha asegurado a este periódico que él no tiene nada que ver con lo ocurrido y espera que esta misma tarde le devuelvan su vehículo. "Se lo han llevado porque lo han visto salir del cementerio, pero nada más", argumenta.

El grupo de Homicidios de la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación de este tiroteo con dos muertos y un herido, cuyo origen parece estar en un enfrentamiento previo entre dos clanes rivales.

 

Noticias relacionadas

A raíz de lo ocurrido, el Ayuntamiento de Torrent ha cerrado el cementerio municipal.