Operación internacional

Cae una banda que cultivaba marihuana en un club de alterne abandonado en Barcelona

La Policía Nacional desmantela cinco plantaciones de marihuana en el Baix Llobregat

Detenido en Maçanet el responsable de una plantación con 793 plantas de marihuana

Desmantelada una plantación de marihuana instalada en un club de alterne abandonado en la provincia de Barcelona

VÍDEO: POLICÍA NACIONAL

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

En una operación conjunta entre la Policía Nacional y las autoridades serbias se ha desarticulado en Barcelona una organización criminal de narcotraficantes de origen serbio que tenía cinco plantaciones de marihuana repartidas por la provincia de Barcelona con más de 37.000 plantas. 

La mayor de ellas estaba en un club de alterne abandonado que había sido bunkerizado pese a que tenía apariencia de abandono. Los sospechosos habían sellado todos los accesos para que pasase inadvertido y así salvaguardar la producción de la plantación que había dentro. 

En la operación se han detenido a 13 personas y se han realizado seis registros en viviendas y locales de las comarcas del Garraf y Alt Penedès. Además de las plantas se requisaron 25 kilogramos de cogollos de marihuana y 32.000 euros en efectivo, varios móviles y vehículos. La banda instalaba las plantaciones en urbanizaciones alejadas de núcleos urbanos y, además de traficar con el estupefaciente a nivel internacional, se dedicaban a suministrar plantas “babies” a diferentes grow shops de Barcelona.

La investigación se inició en enero de 2023 a través de la cooperación con las autoridades policiales de Serbia que explicaron que un ciudadano de ese país se asentaría en España para dedicarse al narcotráfico a partir de sus relaciones con compatriotas que formaban parte de bandas ubicadas cerca de Barcelona.

La mitad, en prisión

Así, la Policía pudo identificar a los miembros de la organización criminal y descubrieron que se encargaban de gestionar la explotación de varios cultivos de marihuana en diferentes puntos de la provincia de Barcelona. La banda se estructuraba de forma piramidal, con una clara distribución de funciones conocidas y desarrolladas por todos sus miembros de manera coordinada y subordinada, con plena discreción en sus comunicaciones para garantizar su seguridad. 

Los agentes determinaron que la organización criminal se dedicaba al tráfico internacional de estupefacientes y supuestamente suministraba esquejes y plantas de marihuana de las denominadas “babies” diferentes grow shops de la provincia de Barcelona. Seis de los 13 detenidos ingresaron en prisión provisional.