En Barcelona

Cae en Barcelona una red de falsos herederos que desvió 2 millones de cuentas de personas fallecidas

Desarticulan una red de estafas bancarias por SMS con ramificaciones en nueve provincias

Cuidado con esta nueva estafa: tienen tus datos y te llaman desde el teléfono de tu banco

Nueve detenidos por desviar más de dos millones de euros de un banco haciéndose pasar por herederos de difuntos.

VÍDEO: ACN

Germán González

Germán González

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Era un plan a priori sencillo pero muy efectivo. Hay titulares de cuentas bancarias que fallecen sin ponerlas a nombres de otros, por lo que el dinero queda en depósito hasta que aparece el heredero que lo reclama. Por eso, un empleado de una entidad bancaria y su socio captaban a terceras personas para que se hicieran pasar por 'falsos herederos' y conseguir acceder a este dinero. El problema fue cuando la titular de una de esas cuentas apareció en una sucursal, demostrando que no estaba muerta. Los planes simples también se desbaratan con la mayor facilidad.

La Unidad de Blanqueo de Capitales y Delitos Económicos de os Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado 29 de noviembre a 9 personas en Rubí, Terrassa, Sabadell y Barcelona. Están acusados de estafa, falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenecer a grupo criminal.

Para la policía, se trata de una banda criminal que con ayuda de colaboradores desvió 2 millones de euros de un banco usando el métido de los 'falsos herederos': personas que reclamaban el dinero de cuentas corrientes de difuntos haciendose pasar por familiares. Los dos responsables del grupo, uno de ellos empleado del banco que facilitaba información a otro que falsificaba documentos de los implicados, tenían una sociedad instrumental, constituída el año pasado, con la que administraban inmuebles adquiridos con el dinero desvíado.

Una clienta vuelve a la vida

El plan se vino abajo a finales de septiembre pasado. El banco informó a los Mossos de este entramado que operó durante años para apropiarse de depósitos de clientes con una solicitud fraudulenta de tramitación de expedientes de testamentaria. La red se descubrió ya que una de las operaciones irregulares se hizo contra la cuenta corriente de una clienta que no tenía mucha actividad.

Sin embargo, la mujer acudió a una oficina para pedir un duplicado de la libreta bancaria y cuando el empleado introdujo su DNI el sistema informático de la entidad indicó que constaba como fallecida desde hacía más de 2 años. Fue entonces cuando el banco empezó a revisar otras operaciones y descubrió varias fraudulentas.

2 millones de euros

En concreto, los presuntos herederos universales de los titulares de las cuentas acudian al banco con la documentación falsificada y solicitaban la apertura de un expediente de testamentaría. Tras la comprobación, la entidad bancaria emitía el dictamen de expediente de defunción interno y, en consecuencia, se realizaba el traspaso patrimonial a favor del presunto heredero. 

A partir de ese momento, el heredero disponía de plenas de los saldos y productos que el cliente fallecido mantenía en el banco y los entregaba a los cabecillas del grupo a cambio de una cantidad de dinero. La policía calcula que la banda consiguió más de 2 millones de euros con este sistema de fraude testamentario durante años. 

Un patrimonio de un millón

Tras la investigación los Mossos identificaron 8 expedientes de testamentaria sospechosos con un patrón muy similar y vincularon los falsos herederos con los dos principales responsables del grupo criminal: uno de ellos se encargaba de eludir los controles internos del banco y la comprobación de las posiciones económicas de los clientes y el otro captaba personas y los preparaba para representar el papel de heredero del titular de las cuentas con documentación falsificada.

Para los Mossos, la coordinación de los dos principales cabecillas era "fundamental" y también descubrieron que eran administradores de una sociedad que crearon para gestionar los inmuebles adquiridos con el dinero obtenido, como fincas en Sort, Masella y Llivia, además de vehículos de alta gama y objetos de lujo de gran valor. Estos bienes superan el millón de euros.

Los agentes detuvieron la semana pasada a 9 personas en Rubí, Terrassa, Sabadell y Barcelona y realizaron dos entradas y registros en domicilios de Rubí y Sabadell. Los sospechosos pasaron a disposición judicial en los Juzgados de Barcelona. Los Mossos siguen indagando por si aparecen más colaboradores de la banda, aunque no se descarta que alguna víctima también pueda 'resucitar'.