Sucesos

Cae una banda de aluniceros que asaltó tiendas de lujo en Barcelona empotrando coches robados

Detienen en Madrid al 'Gordo' Maya, buscado por tentativa de homicidio en Toledo

Detenidos cinco aluniceros que robaban en naves y camiones con sus mercancías

Cae una banda de alucineros que asaltó tiendas de lujo en Barcelona empotrando coches robados

VÍDEO: MOSSOS D'ESQUADRA

Germán González

Germán González

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

En una operación conjunta, los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil han detenido a cinco hombres, de entre 25 y 35 años, acusados de pertenecer a una banda de aluniceros especializada en asaltar tiendas de lujo. Siempre usaban el mismo método: robaban coches y los empotraban a toda velocidad contra el escaparate de los locales para llevarse todos los productos posibles, principalmente ropa y complementos, mientras sonaba la alarma antes de que llegase la policía.

Los agentes realizaron el 28 de noviembre 10 entradas y registros en Madrid, Leganés y Toledo, y se encontraron herramientas para sustraer vehículos junto con 7.500 euros en efectivo y material electrónico per inutilizar sistemas de alarma. 

A principios de 2022, la Unidad Central de Multirreincidentes de Mossos actuó contra otro grupo que había en Madrid y actuaba en empresas de telefonía e informática en Catalunya. Sobre uno de los sospechosos se pudo acreditar que, junto a otras personas, participó en el robo con fuerza que sufrió la tienda de ropa de lujo de Dior en el Passeig de Gràcia la noche del 27 de octubre del año pasado, donde los presuntos autores se llevaron un botín valorado en 350.000 euros

Mismo modus operandi

Posteriormente el 17 de enero de 2023 se produjo una tentativa de robo con fuerza en la tienda de Prada con el mismo modus operandi. Los investigadores descubrieron que era el mismo grupo y por eso montaron un dispositivo de espera, con agentes de paisano y uniformados, y se realizaron dos detenciones.

Según los Mossos, durante el año 2022 se produjeron ocho robos con fuerza en distintas tiendas de productos de lujo de Passeig de Gràcia mediante empotramientos, aunque, a raíz de las medidas de seguridad implementadas en diferentes tiendas, los sospechosos cambiaron su estrategia.

De esta forma, accedían a comercios forzando las puertas de servicio que conectaban con la escalera de la finca tras inutilizar sistemas de seguridad y, una vez en el interior del establecimiento, abrían las puertas de las estancias a golpes para llevar todos aquellos artículos de lujo que encontraban a su paso. Los sospechosos no dejaban a la vista ninguna parte de su cuerpo para dificultar su identificación. 

La policía remarca que los delincuentes sustraían vehículos, ya fuera en Madrid o en Catalunya, con los que hacían los desplazamientos para cometer los delitos. En Catalunya contaban con el apoyo logístico de delincuentes que facilitaban esta cooperación a cambio de un porcentaje de los beneficios del robo. Eran los encargados de alquilar casas, dar cobertura al grupo o ayudarles a deshacerse, o colocar, el botín.

Grupos autónomos

Los Mossos remarcan que son grupos muy profesionalizados, itinerantes y con mucha autonomía, que tanto podían establecerse durante días en Cataluny e ir llevando a cabo los diferentes hechos, o bien en una misma noche desplazarse desde Madrid y cometer varios hechos delictivos en largo de su trayecto. 

Así, destacan que el pasado 23 de noviembre, y como consecuencia de una infracción de tráfico detectada en Barcelona por la Guardia Urbana, agentes de Mossos d'Esquadra identificaron en el centro de la ciudad a dos de los investigados cuando disponían de material para posiblemente cometer un robo. La identificación facilitó la operación policial cinco días después que acabo con la desarticulación de la banda y la detención de los sospechosos que pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Barcelona.

Varios detenidos

El subinspector Isidoro Barbero, jefe de la Unitat Central de Multirreincidents de los Mossos, explicó a este diario que a partir de otra operación policial en la que se desarticuló una banda de aluniceros que se dedicaba a tiendas de informática, telefonía y estancos, se pudo ubicar a uno de sus integrantes en este segundo grupo que había actuado en el asalto a Dior y luego en la tentativa de robo en Prada, las dos ubicadas en Passeig de Gràcia.

Además, señaló que días antes del operativo en Madrid contra el grupo, la Guardia Urbana identificó a dos de los sospechosos a 200 metros del paseo con herramientas para robar, aunque no iban en un coche robado. Por eso se les dejó marchar tras identificarlos. Días después los arrestaron igual que otro detenido este lunes en Madrid. Los agentes buscan a otros dos sospechosos que formarían parte de la banda.