Pakozoico

Francesc Gascó, paleontólogo: "Estamos llegando a saber de qué color podían ser algunos dinosaurios"

"Tenemos el reto de que cualquier persona igual que le apetece un día ir al cine, opte por ir a una charla sobre ciencia", afirma

El divulgador científico Francesc Gascó.

El divulgador científico Francesc Gascó. / Alba Prieto

Natalia Sánchez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El aleontólogo y divulgador científico Francesc Gascó, conocido en redes sociales como "Pakozoico", desvela en una entrevista que "estamos llegando a saber de qué color podían ser algunos dinosaurios".

De lagartos terribles a pavos de dos metros, ¿qué concepto tenemos de los dinosaurios?

La imagen que tenemos de los dinosaurios, como cualquier hipótesis científica, es una cosa que va evolucionando con el tiempo. Al final de los dinosaurios tenemos principalmente sus huesos. Hay algunos fósiles que son un poco más excepcionales y nos dan más información sobre su aspecto a nivel de escamas o plumas. Lo normal es que tengamos huesos. Tenemos esqueletos únicamente, con lo cual al tener solo sus restos óseos la interpretación que se hace de ellos y cómo armamos los huesos y cómo le damos forma al animal es algo que va evolucionando con el paso del tiempo.

¿Por qué?

Tiene que ver con el resto de conocimientos científicos y en el momento en el que se hace esa injerencia, esa reconstrucción. También tiene que ver un poco con nuestra manera de pensar y con nuestra manera hacer ciencia e incluso con los prejuicios que se puedan tener en el momento. Por eso, por ejemplo, cuando se encontraron los primeros huesos de dinosaurio se interpretaron como animales bastante torpes, lentos de sangre fría ya no solo porque se les atribuyeran características típicas de reptiles con escamas sino también se les atribuyeron ciertos prejuicios.

¿Cuáles?

Los cocodrilos son reptiles que están cercanos con los dinosaurios y se tienen popularmente como animales feroces, sanguinarios y, por ejemplo, son muy buenos padres y es una cosa que no suele transmitir.

Y algo muy desconocido.

Efectivamente. Hay imágenes de cocodrilos adultos con sus crías alrededor de una ternura increíble. Sin embargo, la imagen que se tiene de los reptiles popularmente es de animales esquivos que nos provocan temor, nos dan cierto recelo con lo cual esa especie de prejuicios se trasladó a los dinosaurios cuando se encontraron sus primeros restos. Esa concepción de los dinosaurios como reptiles sanguinarios, lentos y torpes nos acompañó muchísimo tiempo, sobre todo, porque traspasó también a la cultura popular, a través del cine y de la literatura, y esa imagen nos ha acompañado mucho tiempo.

Esa concepción de los dinosaurios como reptiles sanguinarios, lentos y torpes nos acompañó muchísimo tiempo, sobre todo, porque traspasó también a la cultura popular, a través del cine y de la literatura, y esa imagen nos ha acompañado mucho tiempo.

Una imagen que todavía tenemos muy asumida.

La imagen del reptil escamoso y lento está tan metida en nuestro subconsciente que cuando empezaron a producirse nuevos hallazgos, cuando se comprobó que podían ser activos y ágiles... empezó a chocar de frente. Cuando comenzó a descubrirse los fósiles en los que se veían las impresiones de las plumas en los fósiles chocó todavía más hasta el punto de que todavía hay gente que, medio en broma, dice que la ciencia está arruinando los dinosaurios de su infancia que eran esas bestias tan temibles.

¿El cine también ha ayudado a divulgar los cambios en la concepción del animal?

"Parque Jurásico" es el punto de inflexión. Está entre Pinto y Valdemoro, ya que algunos de los carnívoros que aparecen se presentan como bestias sanguinarias, pero el resto de dinosaurios aparecen como más apacibles y más amigables y al final también se les representa como animales más activos más ágiles. En ningún momento estamos viendo a seres que arrastran la cola y además también se hace mucho hincapié en que algunos podían ser inteligentes. "Parque Jurásico" para lo que sirvió fue para trasladar el principio de este cambio de mentalidad de los dinosaurios que tuvo lugar científicamente la década de los 70, pero que a la cultura popular llegó precisamente en los 90. Por mucho que en la Paleontología ya se barajaban unos dinosaurios muchos más activos, mucho más diversos, que no estaban condenados a extinguirse popularmente todavía no existía esa visión que llegó esta película que hizo una puesta al día, aunque todavía está muy asentada por el cine y la literatura la idea de seres feroces.

¿En qué momento se encuentra la investigación sobre estas criaturas?

Hace unos años cuando empezaron a salir tantos yacimientos excepcionales donde comenzaron a localizarse plumas estaba revolucionándose tanto la imagen de los dinosaurios que recuerdo que le decía a unos colegas que estábamos descubriendo entonces muchas más cosas de lo que nunca se había sabido. Recuerdo que uno de ellos me contestó que siempre había sido así. En cualquier momento histórico se sabe más que en los momentos anteriores. Puede dar la sensación de que estamos viviendo una edad de oro de la Paleontología por la cantidad de hallazgos, por la cantidad de nuevas técnicas que se aplican al estudio de los fósiles y porque estamos llegando a obtener información que hace quizás dos décadas nos parecía ciencia ficción obtenerla.

Como por ejemplo....

Hasta el punto que estamos llegando a saber de qué color podían ser algunos dinosaurios. Algo impensable hace décadas.

¿Los grandes avances que se están produciendo quedan reducidos al ámbito científico?

Los dinosaurios así como por ejemplo también ocurre con temas de evolución humana nos demuestran que sí que hay un interés social por la ciencia. Normalmente parece que desde la ciencia o desde el mundo académico solemos ser bastante pesimistas en torno al poco apoyo que tiene la ciencia y es verdad que, por ejemplo, a nivel de apoyo económico subvenciones siempre estamos a la cola de las prioridades de los diferentes gobiernos de los diferentes países, pero socialmente existe un mínimo interés. La gente oye hablar de estos temas y retiene algo de la información. La gente ha oído hablar de los dinosaurios de Teruel, de Atapuerca..., pero aún nos falta por llegar todavía más lejos. Así cuando alguien coge confianza conmigo me preguntan si las gallinas y los pollos son dinosaurios y les explicó que todas las aves son un grupo de dinosaurios. La divulgación es una de las asignaturas que tenemos pendiente. Tenemos por delante el reto de que cualquier persona igual que le apetece un día ir al cine, opte por acercarse a una charla sobre ciencia, aunque no sea consumidor habitual de temas de índole científico.