Origen británico

¿Quiénes son Combat 18, el grupo neonazi desarticulado en España?

Golpe policial al grupo neonazi Combat 18 en Catalunya y otros puntos de España

Los neonazis españoles firman su acta de defunción: Bastión Frontal se disuelve por Whatsapp

Pegatina con el nombre de Combat 18, en uno de los edificios registrados en Sentmenat.

Pegatina con el nombre de Combat 18, en uno de los edificios registrados en Sentmenat. / ALBERT SEGURA / ACN

Lucas Font

Lucas Font

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El grupo neonazi Combat 18 fue fundado en 1992 en Inglaterra como una rama del Partido Nacional Británico (BNP, en sus siglas en inglés) con la misión de proteger los eventos de la formación de extrema derecha de posibles ataques de militantes antifascistas. El grupo, cuyo nombre se inspira en Adolf Hitler (18 alude a la A, primera letra del abecedario, y el 8 a la H, octava letra), se desvinculó poco después del BNP y se acabó consolidando como una organización violenta y autoritaria que se dedicaba a agredir a miembros de las minorías étnicas y de grupos de izquierdas.

La organización tuvo especial fuerza en la década de los noventa, especialmente en el mundo del fútbol. Una de sus acciones más conocidas se produjo en 1995 en un partido entre Irlanda e Inglaterra, celebrado en Dublín, que tuvo que ser cancelado después de que miembros de Combat 18 lanzaran objetos de hierro y de madera al campo al grito de 'no nos rendiremos ante el IRA' y realizando el saludo nazi. Los disturbios se saldaron con decenas de heridos y cerca de 40 detenidos, algo que ocupó las portadas de la prensa e hizo saltar las alarmas de las autoridades.

También penetraron en el mundo de los ‘hooligans’ de equipos de fútbol ingleses como el Chelsea o el Sunderland que en los 90 protagonizaron peleas multitudinarias y enfrentamientos con la policía que se saldaron con decenas de arrestos.

Disputas internas

El declive de la organización comenzó tras la condena a cadena perpetua de uno de sus fundadores y líder de facto, Charlie Sargent, implicado en el asesinato de otro miembro de la banda por una disputa interna. Entre los principales motivos de las desavenencias dentro del grupo estaba la lucha por el control de los ingresos por la producción de música de temática neonazi y las acusaciones que una parte de sus miembros lanzaron contra Sargent, al que señalaban como un informante de los servicios de inteligencia británicos.

Las fuerzas de seguridad británicas aprovecharon las disputas internas para dar un último golpe a la banda a finales de los 90 a través de numerosas redadas y detenciones en Inglaterra y en Irlanda del Norte, donde tenían vínculos con grupos violentos unionistas. Muchos de los miembros destacados de la organización, entre ellos dos hermanos de Sargent, fueron arrestados y encarcelados. Desde entonces, todas las personas sospechosas de pertenecer al grupo fueron impedidas de ingresar en los cuerpos policiales y de trabajar como funcionarios de prisiones. 

Actualmente la rama británica de Combat 18 está prácticamente desaparecida, aunque la presencia de otros grupos neonazis sigue existiendo en el país. El Gobierno incluyó en 2016 a la organización de extrema derecha Acción Nacional (National Action) en la lista de bandas proscritas en el Reino Unido, tipificando como delito la pertenencia al grupo o cualquier muestra de apoyo hacia él. Su líder, Alex Davies, fue condenado el año pasado a ocho años de cárcel por promover una “guerra racial” y por tratar de esquivar la prohibición impuesta por el Ejecutivo británico. 

En Alemania, el grupo fue prohibido en 2020.