Tailandia

La Policía tailandesa concluye tras dos meses la investigación contra Daniel Sancho

Causa abierta por el supuesto asesinato y descuartizamiento del colombiano Edwin Arrieta

La Policía tailandesa concluye la investigación contra Daniel Sancho

EFE

EFE

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La Policía tailandesa ha concluido tras dos meses de trabajo el informe de la investigación sobre el supuesto asesinato y descuartizamiento del colombiano Edwin Arrieta por parte del español Daniel Sancho y ha entregado este lunes el informe a la Fiscalía de la isla de Samui (sur de Tailandia).

La Fiscalía de Samui confirmó a EFE que ha recibido hoy el informe por parte de la Comisaría de Policía de la isla vecina de Phangan, donde tuvo lugar el supuesto crimen el pasado 2 de agosto.

Ahora la Fiscalía debe realizar su propio informe, que tiene que entregar al tribunal de Samui antes del 28 de octubre, momento a partir del cual el juez podrá fijar una fecha para la celebración del juicio.

La Policía y la Fiscalía contaban con un plazo total de 84 días para preparar el caso desde que Sancho pasó a disposición judicial en Samui el 7 de agosto.

El juez del tribunal provincial de Samui decretó entonces prisión provisional para Sancho tras presentar los cargos de asesinato con premeditación y ocultación del cuerpo, de los que el español se declaró culpable.

Se desconoce si el informe final mantiene las mismas acusaciones, mientras durante este tiempo la Policía ha ido compartiendo retales de la investigación, cuya cara visible ha sido el número dos del cuerpo, Surachate Hakparn, ahora objeto de una investigación por supuesta corrupción por un caso ajeno al de Sancho.

Se trata de una circunstancia que varias fuentes afirmaron a EFE que no impactaría a la investigación acerca del español, debido además a que Surachate no ha participado directamente en la elaboración del informe ni en las pesquisas.

Según un documento policial preliminar, la investigación del caso involucró a unas 30 personas, entre agentes, investigadores, forenses y buzos, además de 20 testigos.

Sancho, de 29 años, fue detenido el 5 de agosto en Phangan, tras confesar el asesinato y descuartizamiento del cirujano colombiano, cuyos restos fueron esparcidos por la isla y el mar, tres días antes.

Según fuentes policiales, la dilación a la hora de cerrar el caso -que Surachate dio por concluido a mediados de agosto- se ha debido a la falta de resultados de análisis de sangre y ADN que analizaban varios laboratorios a los que se mandaron las pruebas desde Phangan.

El joven se encuentra sin abogado en Tailandia desde el 7 de septiembre, después de que el actor español Rodolfo Sancho, padre del acusado, prescindiera de los servicios del abogado tailandés Anan Chuayprabat (Kunh Anan) por "discrepancias en la defensa".

Sancho, que desde su ingreso en prisión comparece regularmente ante el juez de manera telemática, deberá contar con un abogado tailandés una vez comience el juicio y en el caso de no tenerlo el juez le asignará uno de oficio.