Salud

¿Cómo será la primavera 2023 para los alérgicos al polen?

  • La previsión es que afecte incluso a quienes nunca han sufrido alergia

¿Cómo será la primavera 2023 para los alérgicos al polen?
4
Se lee en minutos
El Periódico

La primavera es la estación que asociamos al buen tiempo, a los días más largos y al cambio de hora. Pero, para millones de personas supone la llegada de algo no tan agradable: las alergias al polen. Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, en torno a ocho millones de españoles sufren alergia a pólenes y experimentan síntomas en primavera. ¿Qué primavera les espera? ¿Cómo afrontarlar? Aquí van algunas claves.

¿Cómo será esta primavera?

Se avecina una primavera seca y calurosa. Por tanto, complicada para los alérgicos al polen. Según la Red Aerobiológica de Catalunya (XAC) del ICTA-UAB, la previsión es que este año la polinización, y con ella las alergias, llegarán más tarde pero con más fuerza. Se esperan picos que podrían llegar a afectar a personas que nunca antes han sufrido alergias.


¿Por qué será dura?

Porque con el frío invernal, las plantas no han empezado a liberar cantidades destacadas de polen hasta principios de marzo. Este retraso ha permitido a los árboles (y en especial a los cipreses) acumular grandes cantidades de polen que ahora se podrían liberar repentinamente con picos de concentración muy elevada. 

Las polinizaciones que habitualmente anuncian la llegada de la primavera (como el plátano de sombra y la parietaria, ambos muy alergénicos) se están retrasando como consecuencia del reciente episodio de bajas temperaturas. Entre la próxima semana y la última semana de marzo empezarán a liberarse en cantidades notables. "Llegarán con fuerza y podrían tener una duración más corta de lo habitual", advierten los expertos.

El 'peor' polen

La Societat Catalana d'Al·lèrgia i Immunologia Clínica (SCAIC) estima que el 25% de la población sufre rinitis y/o conjuntivitis alérgica y hasta un 12% asma alérgica. Las sensibilizaciones más prevalentes en los pacientes alérgicos son al polen de gramíneas (51,6%), plátano de sombra (38,7%), olivo (35,5%), cupresáceas (22,6%), céñigo (6,5%), parietaria (10%) y alternaria (17%). La prevalencia es mayor en las ciudades y puntos del territorio con altos niveles de polución.

Según la XAC, los tipos de polen alergénico más abundantes en general a la atmósfera de Catalunya son las cupresáceas (cipreses, tuyas, enebros y sabinas) (20,8%), el plátano de sombra (9,7%), las oleáceas (olivo, fresno y aligustre) (8,6%), la parietaria (5,3%), las gramíneas (4,3%) y los céñigos (2,4%), con importantes variaciones en la cantidad según las zonas geográficas y climáticas de Catalunya. Las esporas del hongo alternaria, a pesar de su significación en alergia, no se encuentran entre las más abundantes en el aire (entre 1 y 2% del total de esporas). 

La esperanza

Este escenario podría cambiar si llegan episodios de lluvias. Si esto ocurre, y las precipitaciones son intensas y durante horas diurnas, arrastrarán el polen hacia el suelo (podría pasar con ciprés y plátano). Pero si son pausadas, aportarán agua para las plantas que deben florecer próximamente, sobre todo las hierbas. Eso podría incrementar las polinizaciones y alargar su periodo de presencia en el aire de la parietaria, gramíneas, céñigo, plantaje y artemisia principalmente.

Otro factor que podría aliviar la polinización es que las temperaturas no sean tan elevadas como se prevé. Esto posibilitaría alargar la polinización de las plantas (sobre todo de las herbáceas).

Otra posibilidad es que se produzcan episodios de viento muy fuertes de direcciones sin o con poco polen (por ejemplo, de mar hacia tierra), lo que puede disminuir las concentraciones y modificar la composición del espectro polínico.

Los síntomas

Los síntomas de la alergia al polen son los siguientes: decenas de mocos, estornudos sin cesar, picor de ojos, también de garganta, pitidos en el pecho y hasta dificultad para respirar.

Consejos de 'supervivencia'

 Hay trucos para intentar aliviar los incómodos síntomas de las alergias. Aquí van algunos:

  • Identifica el tipo de polen
  • Vigila lo que comes porque algunos alimentos provocan efectos en los alérgicos al polen. Por ejemplo, la alergia al polen de abedul se relaciona con manzanas, melocotones, peras y cerezas crudas. La alergia al polen de artemisa puede provocar reacción al apio crudo.
  • Bebe mucha agua
  • Ventila la casa o la oficina a primera hora de la tarde, cuando los niveles de polen en el aire son menores
  • Ten cerca plantas que purifican el aire. Si no tienes alergia al moho y a la humedad, puedes comprarte arecas, singonios, helechos, datileros, hiedra, poto, espatifilo, cintas y drácenas.
  • Toma más alimentos con vitamina C y menos con proteínas. Los alimentos con vitamina C tienen una acción antihistamínica, perfecta para paliar los efectos de la alergia, mientras que las proteínas aportan inmunoglobulinas E, algo que se dispara cuando se sufre de alergia.
  • Usa mascarillas por la calle
  • Al volver a casa, date una ducha para quitarse los restos de gramíneas
  • Esencial no frotarse los ojos con las manos, ya que el polen se queda en las pestañas y cejas.