Machismo entre militares

Tormenta política por el sorteo de una prostituta en el cuartel del Bruc

La alcaldesa Colau, el ministro Marlaska o la 'consellera' Verge han expresado su repulsa y reclaman sanciones

El cuartel del Bruc, en Barcelona.

El cuartel del Bruc, en Barcelona. / El Periódico

2
Se lee en minutos
El Periódico

El sorteo de una prostituta en un chat de whatsapp de militares del cuartel del Bruc, en Barcelona, ha desatado una tormenta política. Personalidades como la alcaldesa Ada Colau, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, o la 'consellera' de Igualtat i Feminismes, Tània Verge, no han tardado en expresar su repulsión por lo ocurrido y a pedir que se abra una investigación y se apliquen sanciones. De momento, el Ejército ha puesto una denuncia ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC).

Dos militares del Ejército de Tierra del cuartel El Bruc de Barcelona propusieron en un grupo de whatsapp (en un chat "no oficial", precisan las fuentes) al resto de integrantes participar en una rifa para pasar un rato con una prostituta el día de la Purísima, patrona de Infantería, con el objetivo de recaudar dinero para las fiestas de la compañía, según ha avanzado el diario 'Ara'. Según fuentes del Ejército, "los indicios apuntan a que nunca se ha hecho ningún sorteo y menos se ha procedido a la contratación de servicios".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha urgido al Estado a investigar lo ocurrido, y ha dicho que es necesario "un cambio profundo" a nivel educativo, con formaciones regulares y con reglamentos actualizados.

En un comunicado este jueves, ha recalcado que pide este cambio para que este tipo de actitudes no sucedan en ninguna institución pública, "ya que lo mínimo exigible es que respeten los valores democráticos" que deben representar a la ciudadanía.

Colau, "como mujer y alcaldesa de una ciudad orgullosamente feminista", ha expresado su indignación acerca de esta información y ha pedido que se depuren responsabilidades.

"Una barbaridad"

Por su parte, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha calificado los hechos de "barbaridad". "Desconozco el tema en cuestión, pero si esto fuera así me parece una barbaridad y supongo que alguna investigación debería abrirse", ha indicado Marlaska a preguntas de los periodistas en Bruselas, donde asiste a una reunión de ministros de Interior de la UE.

La 'consellera' de Igualtat i Feminismes, Tània Verge, ha defendido que el Ejército debe llevar a cabo una "investigación y sanción", además de "dar ejemplo de tolerancia cero" ante las actitudes machistas.

Noticias relacionadas

En un hilo de mensajes publicado en su cuenta de Twitter, la consellera ha opinado que el "trato vejatorio" que muestra el sorteo de una mujer entre militares "no es ajeno a la cultura patriarcal de los ejércitos", sino "parte inherente" de su cultura organizativa.

Para la 'consellera', también es "indispensable" que los hombres que son testigos de ese tipo de conductas "no sean cómplices y denuncien los hechos, como ha pasado en este caso". "La máxima responsabilidad en la erradicación de las violencias machistas es de los hombres", ha puntualizado Verge.