Entender más

¿Me ocuparán el piso si bajo a comprar el pan?

Las ocupaciones de inmuebles han caído en Barcelona y todas han sido en pisos vacíos, pero han crecido en el conjunto de España

Mossos delante del 'banc expropiat' en Gràcia, el pasado junio.

Mossos delante del 'banc expropiat' en Gràcia, el pasado junio.

Ona Sindreu Cladera (Verificat)

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

En nueve de los últimos 10 plenos del Parlament de Catalunya se ha hablado sobre las ocupaciones ilegales de inmuebles, un tema que parece preocupar a la clase política, a los medios y a las redes. Pero, ¿es esta una preocupación real de la población? Y, sobre todo, ¿está avalada por los datos? En realidad, solo el 1% de la población piensa que la ocupación de viviendas es uno de los tres principales problemas de España, según el último barómetro del CIS. Además, el año pasado en Barcelona solo se ocuparon edificios vacíos, pero ningún domicilio habitual.

Tanto Catalunya como el conjunto de España han visto un aumento de las ocupaciones de viviendas en los últimos dos años: entre 2019 y 2021, han crecido un 10,6% y un 18%, respectivamente, según datos del Ministerio de Interior recogidos por el Ayuntamiento de Barcelona y que el Ministerio ha corroborado a Verificat. Catalunya pasó de 6.638 a 7.345, y España, de 14.621 a 17.274. Catalunya concentra el 42% de los casos del Estado, liderando el ránking autonómico. También es la comunidad con más desahucios, según datos del Poder Judicial.

Diferente es el caso de Barcelona, que ha registrado un descenso del 6,7% en las ocupaciones entre 2019 y 2021, según un informe del consistorio. Este mismo documento, basado en datos de los Mossos d’Esquadra, indica que no hubo ocupaciones en domicilios habituales. En total, en la capital catalana se ocuparon 1.502 viviendas, todas ellas vacías. Además, tres de cada cuatro eran propiedad de grandes tenedores, y dentro de estas, el 72% eran de entidades financieras. 

Baja preocupación ciudadana

Las encuestas muestran que, a pesar de todo el ruido, esta no es una preocupación generalizada. El barómetro de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) indica que solo el 1% de la población pensaría que la ocupación de viviendas es uno de los tres principales problemas que afronta España en la actualidad. La Encuesta de Victimización de Barcelona aporta conclusiones similares: el 1,4% de las personas que participaron consideran que su barrio es más inseguro que antes y lo atribuyen a las ocupaciones. Es la séptima causa, con un 4,8% de los votos entre las personas que consideran que ha disminuido la seguridad. Esto sí, esta cifra ha aumentado: en 2018, era del 2,1%.

Entonces, ¿de dónde sale la preocupación? Podría tener que ver con el clima político general. En la Encuesta de Victimización de Barcelona, el 8,4% de las personas que consideran que su barrio es más inseguro lo justifican con que “lo dicen los medios de comunicación” u “otras personas”. 

Al hablar sobre la sensación de inseguridad (el 13% está “muy preocupado” por la delincuencia, y el 23%, “bastante preocupado”), la ESPC señala que “es difícil medir si el origen es fruto de la victimización [...] de la persona encuestada, o si el miedo a la delincuencia puede venir generado por una sobreexposición a tratamientos informativos relacionados con la seguridad”.

Allanamientos y usurpaciones

A menudo, al hablar de ocupaciones, se confunden los delitos de allanamiento de morada con el de usurpación, ambos en el Código Penal. El allanamiento de morada hace referencia a entrar u ocupar una morada ajena (el Supremo dictaminó que el concepto “morada” integra tanto la primera como la segunda residencia) y puede comportar entre seis meses y dos años de prisión. La usurpación, en cambio, es la “ocupación de un inmueble [...] que no constituye morada” contra la voluntad del propietario, y está penado únicamente con una multa. Como indican los datos del Ayuntamiento, todas las ocupaciones en Barcelona son usurpaciones.

En medio del debate sobre la ocupación, esta semana se ha viralizado en redes el resultado de una encuesta de la Unión Europea que compara el número de personas que dicen haber sufrido robos en casa los últimos cinco años (el 8%; España es el 16º país de la lista) y el porcentaje de personas “preocupadas” o “muy preocupadas” ante la posibilidad de que esto les ocurra el próximo año (un 74%; España está en tercer lugar). El usuario que compartió el mapa viral planteaba que esto demostraba que la alarma social sobre los “allanamientos de morada” superaba con creces los casos reales. Esta comparación no es del todo aplicable, puesto que la encuesta habla de robos ('burglary'), pero sí plantea que hechos y percepción no siempre van de la mano.