Derechos e igualdad

Una maestra de Tarragona gana un juicio al Departament d'Educació por negarle el permiso paternal

La jueza pide a la Generalitat, que ya reconoce el derecho a las madres monoparentales a cobrar también el permiso paternal, que actualice su duración (Catalunya se quedó en las cuatro semanas, cuando este permiso es ya de 16)

A1-158766976.jpg

A1-158766976.jpg / JOAN REVILLAS

Helena López

Helena López

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Una maestra de primaria, madre monoparental, ha ganado un juicio contra el Departament d’Educació por negarle las 16 semanas de baja paternal. El fallo del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número dos de Tarragona señala que si la Generalitat paga a las funcionarias monoparentales cuatro semanas de baja paternal quiere decir que les reconoce ese derecho, por lo que no tiene sentido que les pague solo cuatro semanas cuando, según la legislación actual, las bajas paternales son de 16.

"La cuestión controvertida consiste realmente en la determinación de la duración del permiso, pues en este caso la Administración lo concede por cuatro semanas, mientras que, tras la reforma operada por la Ley 6/2019, que amplió la duración del mismo, se establece una duración de 16 semanas, sin que se haya modificado la ley autonómica catalana para su adecuación a la duración del permiso de paternidad actual", detalla el fallo judicial que de la razón a la maestra demandante.

Es decir, la jueza pide a la Generalitat de Catalunya que dé un paso más en el reconocimiento de derechos de las mujeres. Si ya reconoció en su día el derecho de las madres monoparentales a disponer del doble permiso, debe actualizar el tiempo de ese permiso.

Los derechos de los niños

"Los derechos que se busca proteger aquí son los de los niños y las niñas a ser cuidados. Es injusto que un hijo con dos progenitores disponga de 32 semanas de cuidados en casa, 16 de un progenitor y 16 del otro, y un hijo de una madre sola, no", subraya Montse Veses Ferrer, la profesora de Tarragona que ha ganado el juicio contra el Departament d’Educació arropada por la CGT y representada por el Col·lectiu Ronda.

Desde el sindicato al que pertenece Veses Ferrer piden al Departament d'Educació que apueste "por apoyar las políticas de igualdad hacia sus trabajadoras, un colectivo altamente feminizado". Cuando Veses Ferrer inició el proceso solicitando el permiso de les 32 semanas al Departament, este se lo negó alegando que la Seguridad Social solo paga 20 semanas. A ojos de la CGT, esta no es una respuesta válida, "cuando la normativa avala una discriminación lo que hacen falta son políticas valientes para que las proclamas feministas se conviertan en hechos".

El ejemplo de Barcelona

Ante la negativa de Departament, la profesora de Tarragona, como cada vez más madres monoparentales, recurrió a la justicia, que le ha dado la razón (pese a que no se trata de una sentencia firme). "Ahora veremos realmente cual es la apuesta del Departament, si recurre la sentencia y perpetúa la discriminación o elige la opción que han iniciado otras administraciones como el Ayuntamiento de Barcelona", indican desde el sindicato. El consistorio de la capital catalana reconoce las 32 semanas de baja a sus trabajadoras madres monoparentales en su convenio regulador

Conocedora de la lentitud de la justicia, como todas las madres que denuncian, Veses Ferrer, cuya hija tiene ya 15 meses, insiste en que no lo hace ya por ella, sino por las que vendrán.

"Empezamos por la base de que el permiso de maternidad es ridículo. Un despropósito para todas las madres. Las monoparentales y las biparentales. No puede ser que la baja para la madre siga siendo de 3,7 meses [16 semanas]. Son super bebés, por no hablar de que la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses", recuerda Veses Ferrer al teléfono, mientras cuida de su pequeña. 

La CGT, sindicato que arropa a la madre demandante, pide a Educació que no recurra la sentencia y que "sea ejemplar", como hacen otras administraciones (el Ayuntamiento de Barcelona paga hasta la semana 32)

"Yo llevaba mucho tiempo ahorrando para esto. Y pude hacer una excedencia, pero sé que, como funcionaria, soy una privilegiada, muchas mujeres no están en disposición de hacerlo. La mayoría de madres solas no puede permitírselo. Y, más dinero hubiera podido ahorrar, más larga hubiera hecho la excedencia para cuidar a mi hija. Es un despropósito quitarles el pecho a los tres meses", prosigue esta maestra de primaria que trabaja en el barrio de Bonavista de Tarragona.

Siempre tarde

"Uno de los muchos problemas con los que nos encontramos es que, aunque el juez nos de la razón, ninguna lo ha podido disfrutar. Te dan la razón, pero ya es tarde, cuando llega la sentencia tu hijo tiene más de 12 meses. Pero lo hacemos para abrir camino", prosigue Vesses Ferrer, quien quiere poner otro tema sobre la mesa: el título de familia monoparental. "Ahora mismo es el tema del que más hablamos en el chat de monoparentales. Renovarlo tarda muchísimos meses y no te dan ninguna solución. Es un desastre. Te sirve para poco, pero ni para eso, si no te llega a tiempo", denuncia la profesora, quien insiste también en la falta de ayudas. "Me sorprendió descubrir que el descuento en la guardería pública era del 10%. Tendría lógica que fuera del 50% ya que somos familias que nos caracterizamos porque en nuestras casas solo entra un sueldo", concluye.