Iglesia católica

Polémica en Italia por las palabras del Papa sobre los religiosos con el "vicio" de la pornografía

  • "El diablo entra por ahí", ha dicho el Pontífice en un encuentro con religiosos en Roma

  • "Tiene razón. El sexo es una grandísima tentación", le ha respondido Rocco Siffredi, actor de cine para adultos

Una imagen del papa Francisco rodeado de monjas.EFE/ Claudio Peri

Una imagen del papa Francisco rodeado de monjas.EFE/ Claudio Peri

2
Se lee en minutos
Irene Savio
Irene Savio

Periodista

ver +

Unas palabras del papa Francisco sobre el uso que hacen monjas y curas de la pornografía digital han suscitado una oleada de memes en las redes sociales y críticas de conservadores y progresistas. "La pornografía es un vicio que tiene tanta gente, muchos laicos, laicas, incluso sacerdotes y monjas", ha dicho el Pontífice argentino. "El diablo entra por ahí", ha continuado. 

El Papa habló así el miércoles durante una larga audiencia concedida a los seminaristas y sacerdotes que viven en Roma. Fue ante una pregunta sobre cómo usar las nuevas tecnologías y los medios digitales que Francisco decidió tocar el asunto, un tema raramente abordado dentro de la Iglesia católica. "Que cada uno piense si ha tenido la experiencia o la tentación de la pornografía digital", preguntó el el Papa. El problema es que "el corazón puro, el que Jesús recibe todos los días, no puede recibir esta información pornográfica", razonó. "Queridos hermanos, tened cuidado", añadió. 

"Y no estoy hablando de la pornografía criminal como el abuso de menores, donde se ven casos en vivo de abuso: eso ya es una degeneración, sino de la pornografía un poco normal", declaró. E instó a los religiosos a que si alguno tiene pornografía en sus teléfonos, borre esos contenidos. "No tengan la tentación a mano", advirtió. 

Reacciones en redes

Resultado de ello han sido decenas de reacciones en redes sociales como Twitter, donde muchos internautas ironizaron sobre el uso de la pornografía por parte de los sacerdotes, siendo que además estos, por tradición, deben ser célibes. "(Francisco) ha descubierto el agua caliente", ha escrito, por ejemplo, un usuario. Francisco ha "conmocionado a los fieles", ha llegado a escribir, por su parte, un diario derechista italiano, 'Libero'.

Otros, en cambio, han opinado que el asunto esconde realidades más serias. "Esta advertencia que viene desde arriba, banaliza y ridiculiza lo que para muchos es un drama", ha criticado Marco Marzano, sociólogo de la Universidad de Bérgamo. Es un enfoque "anacrónico", ha añadido, al sugerir que el verdadero problema es el celibato.

Cruzadas

Incluso el célebre actor de cine para adultos Rocco Siffredi ha querido dar su opinión. "El Papa tiene razón. El sexo es una grandísima tentación. Dentro de la Iglesia tengo muchísimos aficionados", ha opinado, en una entrevista con la prensa de su país en la que, sin embargo, ha dicho también que no cree necesario que se empresan "cruzadas".

Noticias relacionadas

Con todo, en verdad, no es la primera vez que el Papa habla del tema. En 2017, por ejemplo, Francisco criticó duramente el 'sexting' (el envío de imágenes de contenido sexual desde los móviles). "En la red, se están propagando fenómenos extremadamente peligrosos", como la "divulgación de imágenes pornográficas cada vez más extremas", afirmó. 

Tampoco es el primer Papa que aborda el asunto. Ya en 1989, Juan Pablo II condenaba el "flagelo" de la pornografía en la televisión y en los medios de comunicación, asociándolo a la violencia. Lo llegó a decir durante una reunión pública, en la que también abordó la infidelidad entre maridos y esposas.