Estudio de Lego

Jugar en familia: estos son los beneficios para los niños

  • Los pequeños refuerzan su creatividad, su comunicación, su capacidad para resolver problemas y su confianza mientras juegan

Niños jugando con su padre.

Niños jugando con su padre.

6
Se lee en minutos
El Periódico

El juego no es sólo para los niños. Jugar juntos hace más feliz a toda la familia, crea vínculos familiares más fuertes y mejora su bienestar, según el 95% de los padres. Más de 4 de cada 5 padres (85%) destacan el juego con Lego específicamente, diciendo que sus familias son más felices cuando juegan con ladrillos de esta firma. Son datos derivados del estudio Lego Play Well 2022, donde la compañía juguetera encuestó a más de 55.000 padres y niños en más de 30 países, entre 1 y 12 años en 35 mercados. En España, la encuesta tuvo un alcance de 1.009 padres y 820 niños.

 

El objetivo de este estudio, que coincide con la celebración del 90 Aniversario del Grupo Lego, es explorar las percepciones y comportamientos de niños, padres y adultos sobre cuatro temas principales como la diversidad, equidad y la inclusión, la sostenibilidad, la seguridad digital de los niños y el poder del juego.

Con esta acción se puso de manifiesto que casi todos los padres piensan que los niños refuerzan su creatividad (93%), su comunicación (92%), su capacidad para resolver problemas (92%) y su confianza (91%) mientras juegan. Y es que, cuando los niños juegan, desarrollan habilidades que les ayudan a prosperar en un mundo que cambia rápidamente. Pero lo más importante es que casi todos los niños dicen que jugar en familia les hace felices (97%), les ayuda a relajarse y a olvidarse de la escuela (95%) y es su forma favorita de aprender.

 

Felicidad y bienestar familiar gracias al juego

Aunque el Grupo Lego ha creado constantemente nuevas formas de jugar, su propósito original nunca ha cambiado: construir el futuro de los niños a través del juego y despertar su imaginación y creatividad. Y es lo que la compañía ha hecho durante las últimas nueve décadas, donde se han reforzado la importancia del juego para todos los niños.

De hecho, el nombre Lego proviene de dos palabras danesas "Leg Godt", que significa "Juega bien". Y ahora, este estudio muestra que el juego no sólo es divertido, sino que también forma parte del desarrollo de la infancia, la felicidad general y el bienestar familiar.

Los valores familiares siempre han estado en el corazón del Grupo Lego, que sigue teniendo su sede en Billund (Dinamarca), donde Ole Kirk Kristiansen empezó a fabricar sus primeros juguetes, en 1932. A día de hoy, sigue siendo propiedad de la familia de Ole con con el nieto Kjeld Kirk Kristiansen, que recientemente ha cedido el timón a su propio hijo, Thomas Kirk Kristiansen.

El poder del juego

El juego es una herramienta integral en el desarrollo del niño, y los padres lo consideran tan importante como la escuela para contribuir al aprendizaje de sus hijos. De acuerdo con ello, en España el 73% de los niños afirman que aprenden más gracias a los juegos o videojuegos, el 56% consideran que, jugando con miembros de la familia, el 52% que lo hacen en el colegio y/o con los profesores, el 53% que lo hacen con sus amigos u otros niños y, finalmente, el 16% se refieren a Internet y las redes sociales, un dato que impacta bastante en comparación con las altas cifras que aparecen en otros países.

Respecto a la opinión de los padres, en España el 94% de ellos están de acuerdo con la importancia del rol de los juego o videojuegos en el desarrollo de sus hijos para aprender cosas nuevas. Por su parte, 9 de cada 10 niños españoles creen que el juego les hace sentir creativos y les ayuda a probar e idear cosas nuevas. Y, respecto a aprender jugando, el 73% de los niños lo prefiere lograr a través de juegos o videojuegos, frente al 16% que lo hace a través de Internet.

 

Sostenibilidad

En España, la sostenibilidad está en el centro de las de las conversaciones familiares, y prueba de ello es que el 98% de los padres se preocupa por ello, y la cifra más alta se encuentra en torno a la preocupación por la generación de conciencia ecológica. Y en este sentido, el juego tiene un gran poder para educar a los niños sobre la sostenibilidad y, a su vez, la sostenibilidad influye en las decisiones de compra de juguetes ecológicos

El 95% de los padres de España esperan que los juguetes sean respetuosos con el medio ambiente, por ejemplo, que sean duraderos, que estén hechos con materiales de origen sostenible y mucho más.

 

Seguridad digital

Los padres reconocen los beneficios del juego digital, concretamente en España el 55% de los padres reconoce que pasar tiempo en el mundo online ayuda a desarrollar la confianza de sus hijos, y más de la mitad reconoce que las amistades de sus hijos se fortalecen con el tiempo que pasan conectados en el mundo online.

Sin embargo, a los padres les preocupa que la exposición al mundo digital pueda ser peligrosa para los niños y que es excesiva. Los padres quieren preparar mejor a sus hijos para que estén más seguros en los entornos online y creen que la industria del juguete tiene un papel valioso que desempeñar. Por ello, 9 de cada 10 padres dicen que es importante hablar sobre la seguridad digital con sus hijos.

DEI (Diversidad, Equidad e Inclusión)

Hablar sobre temas relacionados con DEI se considera esencial, probablemente porque estos temas prevalecen en la vida diaria de los niños. Y es así como lo perciben el 90 % de padres españoles, quienes dicen que es importante hablar sobre salud mental y bienestar emocional.

Por otro lado, el 82% de los padres españoles dicen que es importante hablar sobre discapacidades físicas y desafíos. Sin embargo, en España el 50% de los padres no se sienten preparados para discutir temas de diversidad con sus hijos y necesitan más apoyo. Es por eso que consideran que la industria del juguete podría hacer algo para avanzar en la materia.

 

90 años potenciando el aprendizaje a través del desarrollo creativo y del juego

Hace noventa años, un carpintero danés creó una línea de pequeños juguetes de madera en su taller de Billund, Dinamarca. Su primera colección contaba con unos modestos 36 artículos que incluían coches, aviones y yoyós, todos ellos cuidadosamente elaborados para ayudar a los niños locales a conocer el mundo. 

Lo que Ole Kirk Kristiansen no podía saber en 1932 era que el Grupo Lego se convertiría en una de las mayores empresas de juguetes del mundo y que inspiraría a millones de niños a jugar cada año. 

Noticias relacionadas

Veintiséis años después de que Ole fabricara su primer juguete de madera, su hijo Godtfred patentó el ladrillo Lego que conocemos hoy, con su sistema de tubos entrelazados que ofrece infinitas posibilidades de construcción creativa. Desde entonces, el ladrillo Lego no ha parado de moverse. A partir de unos simples ladrillos de colores primarios, el humilde ladrillo ha constituido la base de más de 18.000 productos Lego, ha recibido la atención de Hollywood en 'La Lego Película', ha ayudado a los niños a aprender sobre robótica y codificación a través de Lego MINDSTORMS, y ha inspirado horas de divertidas aventuras digitales en más de 180 videojuegos Lego.