Ensayo del Idibell y del ICO

Demostrada la efectividad de un virus contra el cáncer de páncreas avanzado

Las dosis establecidas como recomendadas no desencadenan efectos adversos graves

Demostrada la efectividad de un virus contra el cáncer de páncreas avanzado
1
Se lee en minutos
El Periódico

Un ensayo clínico liderado por el Institut Català d'Oncologia (ICO) y el Institut d'Investigació Biomèdica de Bellvitge (Idibell) ha demostrado la seguridad del virus oncolítico VCN-01 y ha presentado resultados "alentadores" en su actividad antitumoral contra el cáncer de páncreas avanzado.

En un comunicado este miércoles, el ICO ha explicado que los virus oncolíticos son virus modificados genéticamente para reconocer y atacar las células tumorales: "Un tipo de inmunoterapia innovadora con gran recorrido".

Los resultados del ensayo de fase 1, publicados en 'Journal of Immunotherapy of Cancer', han concluido que la administración intravenosa del virus no desencadena efectos adversos importantes, ya que en algunos casos los pacientes presentan fiebre o síntomas virales que acaban remitiendo.

En lo relativo a la actividad del tratamiento, los resultados preliminares muestran que el virus es capaz de llegar hasta los tumores primarios y las metástasis, que es activo y que incrementa la actividad del sistema inmunitario contra los tumores.

Nueva fase

El líder del estudio, Ramon Salazar, ha confiado en poder empezar un ensayo de fase 2 en la segunda mitad de 2022, ya que los datos obtenidos en el primer ensayo "muestran la seguridad y el potencial" de la inmunoterapia con VCN-01.

Noticias relacionadas

La utilización de virus oncolíticos en cánceres avanzados, en los que ya se han generado metástasis, fuerza a realizar administraciones intravenosas que permitan al virus llegar a todas las localizaciones. Este tipo de administración presenta ciertas limitaciones, ya que, por un lado, el filtrado en el hígado o el bazo reduce la disponibilidad del virus, y por otro, aumentan las posibilidades de generar efectos colaterales no deseados.

El virus VCN-01, propiedad de la empresa VCN Biosciences, start-up surgida del Idibell, aborda estas limitaciones a través de dos modificaciones genéticas claves. Primeramente, expresa una proteína de superficie que impide que el virus quede retenido en el hígado y que lo dirige hacia el tumor. Además, expresa una enzima que degrada la matriz extracelular del tumor facilitando la propagación del virus por el tumor y la acción del sistema inmunitario.