Pruebas rápidas

Destripamos un test de antígenos: una tira de celulosa y dos anticuerpos

  • Las pruebas de autodiagnóstico contienen un proteína que reacciona al covid y otra que reacciona al líquido de la disolución

Destripamos un test de antígenos: una tira de celulosa y dos anticuerpos
3
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +
Alex R. Fischer
Alex R. Fischer

Infografía

ver +

Los test de autodiagnóstico, que estos días se usan cada dos por tres para saber si ese dolor de garganta o esa tos es covid, para conocer si se está contagiado tras tener contacto con un positivo o como un elemento de precaución más antes de una celebración, contienen mecanismo muy simple pero con años de investigación detrás. Por fuera están compuestos por una carcasa de plástico con agujeros. Y por dentro tienen una tira de celulosa que contiene una técnica de separación y caracterización que los químicos usan con frecuencia y se llama cromatografía. Parece complejo, pero no lo es tanto, aquí explicamos todas las partes de los test de nariz (que son los más frecuentes y testados) y cómo funcionan cada una de ellas


La línea de positivo

Esa tira de celulosa (parecida al papel) que hay en el interior de la carcasa de plástico contiene, a la altura donde se muestra si el resultado es positivo o negativo (indicado con una T) , un anticuerpo que reacciona cuando entra en contacto con uno de los antígenos específicos del coronavirus. "Ambas proteínas enganchan como una llave en una cerradura", explica Deborah García Bello, química y divulgadora científica. A su vez, el anticuerpo está asociado a un pigmento llamado cromóforo que hace que si entra en contacto con el virus, cambie de color y se muestre la temida rayita que indica que el resultado del test es positivo.


La línea de control

En la llamada línea de control, que indica si la prueba se ha efectuado correctamente (marcada con una C), el funcionamiento es similar. En esa parte de la tira de celulosa hay otro anticuerpo (diferente a los que enlazan con el covid) que reacciona a un antígeno que hay en la disolución, ese líquido donde se introduce el hisopo, que en algunos test viene ya dentro de un tubito de plástico y en otros en un gotero a parte que hay que verter en el tubito de plástico y mezclarlo con el hisopo después introducirlo en la nariz.

Cuando la línea de control cambia de color (dado que el anticuerpo también está asociado a un pigmento) "significa que el test se ha hecho bien y que el dispositivo y la disolución están en buen estado", añade García Bello.


La disolución

Otra parte importante de estas pruebas es la "disolución tampón" que no sólo contiene el antígeno que reacciona con el anticuerpo que hay en la línea de control sino que cumple dos funciones más: por un lado, permite que la tira de celulosa se vaya impregnando poco a poco y sirve de "tampón", es decir, para que se mantenga el pH estable. "Esto es importante -señala la especialista- porque las proteínas, es decir, los anticuerpos y los antígenos que contienen los test, son muy sensibles a las variaciones del pH, si se modifica, las proteínas se retuercen, cambian de forma y en consecuencia no enlazan, lo que puede provocar falsos positivos o falsos negativos". Esto ocurre también, según García Bello, con los cambios de temperatura, por lo que hay que preservar los test de las temperaturas extremas.


El hisopo

El hisopo no es más que un palo de plástico con un algodón en uno de sus extremos y viene en una bolsa de plástico, al igual que el resto de componentes porque está esterilizado. Por eso es importante lavarse las manos bien antes de usarlo, para no contaminar las partes del test.


Tipos de resultado

Noticias relacionadas

Los test pueden dar un resultado positivo; un resultado negativo (cuando la línea marcada con una T no cambia de color, se mantiene en blanco) o pueden ser inválidos. En este último caso, puede que no cambie de color ninguno de los dos indicadores o que cambie solo el de la T pero no la línea de control, lo que indicaría que el test está mal hecho o que se ha alterado alguna de sus partes y por eso el resultado no es fiable. Estos días proliferan en las redes sociales test que dan positivo con zumo de naranja y otras bebidas para intentar cuestionar la fiabilidad de estas pruebas. Pero sus resultados son inválidos puesto que con estos líquidos se desestabiliza el pH y, por tanto, el anticuerpo puede reaccionar pero no por encontrarse ante el covid.