21 días de protesta

Salt da un ultimátum de 24 horas a la empresa de recogida de basura en huelga

El alcalde anuncia que si no limpia los contenedores traerá a trabajadores externos

Un vecino de Salt deposita su bolsa en una montaña de bolsas de basuras.

Un vecino de Salt deposita su bolsa en una montaña de bolsas de basuras. / ACN

2
Se lee en minutos
ACN

El Ayuntamiento de Salt (Gironès) ha dado 24 horas de margen a la empresa de recogida de basura para que comience a limpiar todos los contenedores y las calles o activará el dispositivo de trabajadores externos.

El alcalde del municipio, Jordi Viñas, ha asegurado que tienen un segundo informe de Salud Pública que les avala para contratar a una empresa externa. Viñas ha remarcado que en ningún caso se vulnera el derecho a huelga de los trabajadores, sino que se quiere garantizar la salubridad de los ciudadanos.

El alcalde también ha anunciado que este mediodía había una nueva mesa de mediación y ha pedido a los trabajadores y la empresa que no se levanten hasta que se resuelva el conflicto.

La huelga de recogida de basura en el municipio de Salt todavía sigue vigente y este viernes se cumplen 21 días desde el inicio de la protesta.

De momento, el conflicto está por resolver, pero el Ayuntamiento de Salt mantiene el pulso con la concesionaria para cumplir con los servicios mínimos.

Problema de salud pública

Este viernes al mediodía ha anunciado que da 24 horas a FCC para que ponga en marcha un dispositivo extraordinario de limpieza para garantizar la salubridad de las calles del municipio. La empresa hace unos días ya activó a trabajadores de otros municipios para que fueran a Salt a recoger la basura en cumplimiento a un informe de Salut Pública.

El alcalde, sin embargo, ha asegurado que este refuerzo en el servicio "no era suficiente" y la situación no ha mejorado. Ahora, el consistorio ha recibido los resultados de un segundo informe donde se constata que las calles se están convirtiendo en un riesgo y es necesario garantizar la higiene en la zona donde se acumula la basura.

Noticias relacionadas

Por este motivo, el alcalde de Salt, Jordi Viñas, ha dado este ultimátum a la concesionaria para garantizar la salubridad de los contenedores. Si antes de este sábado al mediodía la empresa no ha activado más dispositivos, se contratará a una empresa externa para empezar a limpiar las calles y recoger los desechos acumulados.

Este dispositivo externo va en paralelo al expediente sancionador que tiene abierto el consistorio por incumplimiento de los servicios mínimos. El alcalde ha apuntado que a estas alturas podría superar los 200.000 euros de multa, que tendrán que pagarse aunque la empresa active más trabajadores antes del sábado.