En la A-4

Una ambulancia protagoniza una persecución de película a un camión robado en Madrid

Persecución de película de una ambulancia a un camión robado en Madrid. / VÍDEO: ATLAS

2
Se lee en minutos
Europa Press

Una ambulancia del Summa, con ayuda de la Policía Local de Pinto, ha protagonizado una espectacular persecución a un camión robado y a un coche que lo apoyaba, evitando que el primero provocara un grave accidente después de que su chófer lo abandonara en plena M-50 en marcha.

Según han informado a Europa Press fuentes del Summa, todo comenzó a las 21.30 horas de este martes en Getafe, en la autovía A-4. El conductor y el sanitario de la ambulancia oyeron un gran estruendo porque un camión tráiler de gran tonelaje había golpeado a uno de sus coches particulares.

Fue entonces cuando pidieron al chófer los papeles para hacer el parte del seguro. Sin embargo, este abrió y cerró varias veces la ventanilla pero sin reaccionar. De hecho, en un momento dado se puso en marcha. Los técnicos pensaron que sufría algún tipo de mareo o incluso un ictus, porque al retomar la marcha el camión iba dando bandazos, no respetaba las normas de circulación y tenía la matrícula posterior rota y caída.

Inicio de la persecución

Por ello, arrancaron el vehículo sanitario y comenzaron a perseguirle con las luces de emergencia puestas, avisando al mismo tiempo a la central del Summa de lo que estaba ocurriendo. A pesar de todo, el camionero seguía sin reaccionar, saliendo del polígono y continuando circulando de forma irregular por la M-50, poniendo en peligro al resto de conductores.

En un momento dado, un vehículo Volvo verde sin matrícula se colocó delante de ellos, frenándoles e impidiendo que alcanzaran al camión y con clara intención de torpedear la persecución y sacarles de la vía. Fue entonces cuando los técnicos sanitarios entendieron que se trataba de algo relacionado con la delincuencia, información que transmitieron a su central, que avisó a las Fuerzas de Seguridad.

Camión sin conductor

Noticias relacionadas

Minutos después llegaron a la zona varias patrullas de la Policía Local de Pinto. El chófer, acorralado, saltó del vehículo en marcha y se montó en el coche que le apoyaba, huyendo rápidamente del lugar. Ante el peligro que generaba esa situación, el vehículo sanitario, con ayuda de las patrullas, se interpuso entre el camión y la vía, logrando que este se chocara contra una valla, evitando así un grave accidente.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación. Al parecer, se trata de un camión con palés con miles de baterías sustraídas. Su ocupante y el conductor del Volvo pertenecerían a una banda organizada especializada en este tipo de robos.